Para cambiar es necesario querer hacerlo.

“El mayor descubrimiento de mi generación es que los seres humanos puedan cambiar la vida, cambiando de actitud”. William James.

Soy libre y por tanto responsable de mis elecciones, mis actos me constituyen. Conectarme a esta visión de mi persona en ocasiones no es fácil por las conclusiones a las que puedo llegar.

Si no me gusta algo tendré que arriesgarme y cambiar. Si no me gusta el mundo que tenemos tendré que mejorar la persona que soy. Haré las cosas que piense que pueden ser necesarias aunque los demás no actúen. No hay excusas, tengo que dejar de pensar en el cambio de los otros y centrarme en el mio, asumir mi responsabilidad sobre lo que ocurre. Si hago esto conmigo, el mundo va a mejorar probablemente.

Para cambiar es necesario querer hacerlo. Normalmente la libertad tiene un precio, y si no estoy dispuesta a pagarlo es cuando decido no cambiar. No es lo que la vida me esta dando, sino yo, ¿qué estoy haciendo con la vida?

Cuidado con instalarme en la cultura de la queja, en la vida nada es gratis y no te  traen a casa aquello que deseas. Si quieres algo debes levantarte a por ello. El tema del precio se refiere al grado del deseo en el que ansío algo, debo tener cuidado con no ver cosas que pueden ser mejores y que eso me lleve a la consabida resignación ¿para qué me voy a complicar la vida? así estoy bien.

Cualquier decisión conlleva un riesgo, y no todo puede estar bajo mi control. Si no cambio no arriesgo nada. Sin riesgo no hay vida, no hay experimentación, no hay curiosidad. Si no pruebo no se. Mi estructura psicológica busca siempre el camino más fácil, el cerebro tiende a recorrer los circuitos neuronales que conoce, a hacer el surco. Es un automatismo. Por eso para poder combatirlo no sirve cambiar de pensamiento, debo conectarme a la emoción positiva que quiero para que forme parte de mi trayecto vital de vida. Me agarro a la emoción que me engancha y no me centro en lo que quiero eliminar o suprimir.

Cuando quieras cambiar, es tan fácil como empezar a comportarte como la persona que te gustaría ser. Abre la mente y pon todas tus ganas, ¡vivir es lo que cuenta! y tu actitud ante la vida es la llave para cambiar.

 

Anuncios

8 pensamientos en “Para cambiar es necesario querer hacerlo.

  1. La pagina esta muy bien, cada uno es libre de sus actos y debe ser consciente de lo que hace, sea para bien o para mal, ser consecuente cuando se equivoca y felicitarse cuando lo que hace lo hace bien, fellicidades para la autora de esta pagina, ha llegado a tener el mismo pensamiento de muchas personas.

  2. Felicitaciones por el articulo. Aportando algo desde mi humilde opinión, diría que el cambio parte de un problema, de una inconformidad, de una situación que viene del pasado, y no es sustentable en el tiempo. La transformación, por el contrario, nace de la aceptación de la realidad actual, y la moviliza la visión de una realidad a la que queremos llegar. En esta nueva realidad, los problemas del pasado ya no tienen cabida.
    Gracias por la posibilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s