El plan de desarrollo individual.

En la puesta en marcha del proceso de coaching intervienen dos agentes claves: el coach (persona que conduce y guía el proceso) y el coacheé (persona que lo recibe). En este proceso de cambio que inician, el coacheé busca las soluciones dentro de él mismo acompañado de un coach que le facilita el camino haciéndole de espejo.

Cada coacheé deberá confeccionar un Plan de desarrollo individual que permita al coach realizar un seguimiento periódico del mismo, a fin de evaluar el grado de cumplimiento de ese plan, los puntos críticos para su alcance y los aspectos de mejora entre otros.

Por tanto el plan de desarrollo individual ha de reunir entre otras las siguientes características:

  • ser progresivo, ya que se va transformando en su desarrollo cotidiano.
  • estar adaptado a las necesidades del coachee.
  • ser concreto, el objetivo propuesto será concreto y susceptible de ser medido.
  • ser transparente, estará claramente detallado lo que hace cada uno.

Se establecerá también un calendario de acciones a poner en marcha que se tendrá presente en todo momento.

“No se puede enseñar nada a un hombre…sólo se le puede ayudar a encontrar la respuesta dentro de sí mismo”. Galileo Galilei.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s