Retroalimentación.

Si no hay retroalimentación no hay comunicación, este es un principio básico en cualquier intento que realizemos de comunicar con el otro. Para que esta retroalimentación se produzca hay un aspecto importante a contemplar, la escucha activa.

La escucha activa es aprender, cuanta mayor es la sintonia entre emisor y receptor mayor sera el nivel de aceptación del receptor.  En comunicación buscamos la mayor limpieza, la mayor claridad, precisión entre emisor y receptor para ayudarnos a reducir la escala de comprensión.

Asi que hagamos todo lo necesario para esforzarnos en conseguir un momento perfecto donde vibremos a causa de la comunicación, os dejo aquí este maravilloso vídeo donde queda recogido uno, para mi gusto excepcional.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s