Los vampiros emocionales

¿Los conoces? todos tenemos algunos rondando por nuestro entorno, se trata de aquellas personas que siempre están ancladas a la queja, la ira, el mal humor, y que poquito a poquito si tu les dejas te “chupan” toda tu energía.

Se habla mucho de hacer una buena limpieza relacional para impedir que estas personas minen tu estado de ánimo.Y ¿qué ocurre cuando soy yo mismo el que me estoy robando la energía con mis actitudes?

Hoy os traigo diez propuestas de actuación del Dalai Lama para gestionar adaptativamente este tema:

  1.  Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicios de los demás. Si alguién busca un cubo para echar su basura, procura que no sea en tu mente.
  2. Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle.
  3. Cumple tus promesas. Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a renegociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio.
  4. Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que no prefieres hacer y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas.
  5. Date permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad.
  6. Tira, recoge y organiza. Nada te quita más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas.
  7. Da prioridad a tu salud, sin la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, no puedes hacer mucho. Tómate algunos descansos.
  8. Enfrenta las situaciones tóxicas que estás tolerando, desde rescatar a un amigo o a un familiar, hasta tolerar acciones negativas de una pareja o un grupo. Toma la acción necesaria.
  9. Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar.
  10. Perdona. Deja ir una situación que te esté causando dolor, siempre puedes elegir dejar el dolor del recuerdo.

Os propongo ponerlo en práctica durante un período, de por ejemplo un mes como si fuera un reto. Por ejemplo:  “El reto de los 30 días” y una vez terminados los mismos, realizar una valoración de los resultados obtenidos orientada sobre todo a comprobar que áspectos de mi vida diaria han mejorado.

Como siempre os animo a compartirlo aquí en el blog, ¡mucha fuerza!

Gente Tóxica-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s