La sorpresa

La sorpresa es considerada como la emoción básica más singular. Es la emoción más breve de todas las primarias.

Se trata de una reacción emocional neutra que se produce causada por algo imprevisto, novedoso o extraño. Como consecuencia de ello la atención, la memoria y en general todos los procesos psicológicos se dedican a procesar la estimulación responsable de la reacción.

sorpresa

Hay autores que llegan incluso a cuestionar que se trate realmente de una emoción. Se produce de forma súbita y desaparece con la misma rapidez con que apareció.

Sea cual sea la forma mediante la cual se lleva a cabo el proceso de valoración de una situación lo verdaderamente importante de esta emoción según Clore y Ortony (2000) es que ocurre como consecuencia de la activación de un proceso cognitivo relacionado con la significación de la situación.

La sorpresa prepara a la persona para afrontar de forma efectiva los acontecimientos repentinos e inesperados y sus consecuencias. Es adaptativa ya que facilita la aparición de una reacción emocional y conductal apropiadas ante situaciones novedosas o inesperadas.

La expresión facial de la sorpresa es uno de los aspectos más estudiados. Además de la expresión facial se observan otros cambios corporales, de tal forma que si la persona está de pie, las rodillas se comban o doblan un poco y el cuerpo se inclina hacia adelante, previo al movimiento de retirada (Izard,1977)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s