El miedo

Es una de las emociones más estudiadas por los investigadores, tanto en los animales como en el hombre.

Es un legado evolutivo vital que tiene un valor de supervivencia obvio. Evoluciona para producir respuestas adaptativas, cómo detectar el problema y cómo responder al mismo. Se encuentra muy ligada al estímulo que la genera y se produce por un peligro presente e inminente.

Se activa por la percepción del daño o peligro (Reeve, 2001). Actúa como un avisador del riesgo vital, cada vez que el organismo detecta la presencia de algún estímulo o situación que amenaza su vida o equilibrio.

miedo-expresion

Tanto en el hombre como en los animales los estímulos que desencadenan el miedo pueden ser naturales como adquiridos mediante aprendizaje.

El proceso cognitivo implica la interpretación (evaluación) y estimación de la repercusión personal (valoración) que acarrea el estímulo. El resultado del procesamiento es la emoción de miedo. Se inicia ante desencadenantes que suceden con mucha rapidez, que se presentan de forma abrupta o inesperada. Ante esto, la persona estima tener una baja capacidad de control y de predicción futura de la situación. Valora el evento como desagradable y relevante para su bienestar, y presenta un alto grado de urgencia para afrontarlo, movilizando toda una serie de conductas focalizadas al propio suceso y a las consecuencias del mismo.

Las funciones del miedo se encuentran relacionadas con la adaptación, facilita las respuestas de escape o evitación de la situación peligrosa con una reacción rápida. También facilita los vínculos sociales ayudando en la huída a otros, y ayudando en la defensa colectiva. (Ohman, 2000)

La expresión corporal más característica es, en primer lugar el estremecimiento, el reflejo de sobresalto; posteriormente la persona permanece inmóvil durante unos segundos, se queda paralizada. (Le Doux 2000)

En los humanos y los animales hay dos expresiones conductuales obvias, una la tendencia a petrificarse y enmudecer y la opuesta son los gritos, el sobresalto y la huída desesperada (Marks, 1987)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s