¿Te cuesta renunciar?

Hoy comparto un hermoso texto para reflexionar sobre este aspecto tan importante:

«Renunciar es difícil, se dice. Pero la renuncia también desata y libera. Resulta difícil si uno mira hacia atrás. Entonces parece una pérdida. Sobre todo, si viene impuesta.

Pero cuando nos dedicamos a una misión que nos significa algo, cuando queremos alcanzar una meta que es importante para nosotros, renunciamos a muchas cosas que obstaculizan el cumplimiento de ello. La renuncia es entonces el precio de la ganancia.

Hay algo más: con la renuncia nos crecemos y, por raro que suene, ganamos en equilibrio anímico. Quien no ha renunciado puede poco y sigue siendo un niño en muchos aspectos»

Bert Hellinger

 

piedra corazon.jpg

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s