La vida es lo que hacemos de ella

“Se dice que el discípulo de un venerable sabio estaba extrañado y sorprendido de que su maestro estuviese siempre sonriente y feliz a pesar de las dificultades que vivía. Intrigado, un día, le dijo: – Maestro, ¿cómo es que siempre se te ve tan contento y satisfecho?

El maestro le dijo: – Amigo mío, no hay secreto alguno en esto. Cada mañana cuando me despierto me hago esta pregunta a mí mismo: ¿Qué escojo hoy? ¿Alegría o tristeza? Y siempre escojo alegría.”

Nada puede reemplazar a la voluntad. La vida es, en definitiva, lo que nosotros hacemos de ella y no algo ya escrito o predeterminado y, en función de cómo nos posicionamos, vamos a percibir unas cosas y no otras.

La queja y el lamento no nos conducen a nada más que al victimismo y la fatalidad. Elegir conectarnos a energías limpias, renovables y no contaminantes como la curiosidad, las caricias, la alegría, el silencio y la fortaleza puede marcar la diferencia.

Decidir qué tipo de persona queremos ser y, en función de esta elección, pasar a la acción coherente, aunque no sea fácil es nuestra propuesta.

Si tenemos claro quienes somos y cómo queremos llegar a ser, no vamos a permitir que el mal humor de otro, su conducta irrespetuosa, o los paisajes que la vida nos presenta de repente nos hagan perder el control.

¿Acaso queremos que decidan otros qué tipo de personas vamos a ser nosotros?

21430593_1410729505648189_3746211191659999669_n.jpg

Anuncios

Encontrándonos

la belleza de lo pequeñoVivir no consiste únicamente en descubrir y responder a lo que está fuera, también consiste en observar qué y cómo resuena todo ello dentro de cada un@ de nosotr@s, a la vez que ponemos nuestra atención en elegir como responder ante ello.

Entender lo que sucede en un@ mism@ y, como llegar a entender y entenderse con los otr@s es parte de la vida.

Los conflictos son un regalo para provocar la reflexión sobre un@ y lo que acontece. Pueden ser un punto de partida importante para realizar un trabajo interior clave, si aprovechamos la información que nos dan, para detectar actitudes y valores que afloran en ellos y que han de ser reconocidos para el conocimiento y bienestar personal o grupal.El conflicto vivido como oportunidad nos ayuda a aprender, compartir percepciones, sentimientos y crecer.

Toda vida verdadera es encuentro, ser human@s supone aceptar nuestra interdependencia como miembros de la comunidad, reconociendo que nos necesitamos l@s un@s a l@s otr@s.

La apertura, la escucha, el silencio, la reflexión, la flexibilidad mental, la intuición… son elementos que favorecen bucear en nuestro mundo interno para conocerlo, entenderlo y acogerlo. Aquello que conocemos de nuestro propio mundo interno puede ayudarnos a saber cómo hacer y qué decir, para que también los demás, desde sí mismos, vayan poniendo nombre a aquello que piensan, sienten, viven o experimentan dentro del suyo.

Cuando ponemos en marcha nuestro autoconocimiento, autocontrol, automativación y empatía damos forma al encuentro, haciendo que los demás se sientan a gusto, mejoramos nuestra destreza y conseguimos una interacción fluida.

“Tened el corazón abierto tanto tiempo como podáis y sobre todo a vosotr@s mism@s. Sed generos@s, buen@s y hospitalari@s” Morrie Schwartz

 

 

Disfruta de la vida.

Para leer cuando lo necesites:

  1. Cultiva tu propio jardín, cuida de tu autoestima.
  2. Quiérete por encima de todo, no eres egoísta, piensas en ti, solo así podrás amar a los demás.
  3. Desdramatiza las situaciones, deja de mirar tu propio ombligo.
  4. Sé constante, no te desmotives.
  5. Aléjate de los vampiros emocionales.
  6. Coge lápiz y papel y dibuja un nuevo mapa mental.
  7. Desapégate del resultado final, las cosas no son buenas o malas, simplemente son.
  8. Ríete de ti mismo.
  9. Obsérvate e identifica tus puntos de mejora y tus fortalezas.
  10. Practica el perdón a ti mismo y a los demás, esto te ayudará a crecer enormemente.
  11. Mirate al espejo cada mañana.
  12. Ama.
  13. Recupera a tu niño/a interior y vuelve a jugar con la vida.
  14. Practica a diario la meditación.

zen

Un día es como una vida entera.

En esta sección del blog compartimos hoy el test de salud integral de Fidel Delgado “Aprendiendo a cuidarte”.

Te animo a dedicarle unos minutillos y podrás comprobar ¿Cuánto tiempo dedicas a los componentes de la salud integral?

La información que obtendrás resultará muy valiosa y de ella podrás sacar tus conclusiones de cara a seguir caminando en la misma dirección, celebrarlo o por el contrario dedicarte más atención de la que te estas prestando actualmente.

Si te apetece te animo a compartir los resultados aquí, con todos nosotros.

Test de salud integral, aprendiendo a cuidarte

Las cajas de regalo.

El compromiso conmigo mismo y la responsabilidad personal sobre mi destino son dos puntos importantes a la hora de trabajar en mi mejora personal.

Hoy os propongo una práctica para todos los días de la semana.

Es sencilla, tienes 7 cajas de regalo y en cada una debes poner una frase con la que te comprometes cada día de la semana para mejorar tu vida. Ejemplo: este lunes me comprometo a escucharme más.

ME COMPROMETO A…

cajas regaloSi queréis ampliar el ejercicio, una vez finalizada la jornada, valorar del 1 al 10 el grado de cumplimiento de vuestro compromiso. Y al llegar al domingo por la noche revisar los grados de cumplimento logrados, aquí obtendréis información valiosa sobre la que trabajar.

¡Mucha fuerza!

El mayor logro, la mayor riqueza.

¿Y si antes de configurar nuestro plan de acción tuviéramos en cuenta estas sabías palabras?

El mayor logro es la ausencia de ego

La mayor riqueza es la maestría de uno mismo

La mayor cualidad es el buscar el beneficio de otros

La mayor acción es no resignarse a los usos mundanos

La mayor magia es la transmutación de las pasiones

La mayora generosidad es el desapego

La mayor bondad es una mente pacífica

La mayor paciencia es la humildad

El mayor esfuerzo es no fijarse en los resultados

La mayor meditación es una mente que deja ir

La mayor sabiduría es ver a través de las apariencias

Atisha

sabiduria natural

Trabajando el autosabotaje.

Todos obtenemos un beneficio de todos los actos que hacemos y de todas las personas con las que nos cruzamos en la vida, aunque a primera vista no seamos capaces de discernir cuál es dicho beneficio.

Hoy os propongo un ejercicio donde analizaremos que beneficios o ganancias secundarias obtienes cuando te autosaboteas. Solo encontrando cuál es el beneficio que obtengo al actuar de una determinada manera, seremos capaces de poder cambiar ese parámetro de conducta que tenemos instaurado en nuestro cerebro.

Comenzamos…

Escribe en una hoja las siguientes emociones sin pararte mucho a pensar, solamente déjate llevar y escribe lo primero que te venga a la cabeza.

  • Me da miedo…
  • Me preocupa…
  • Si logro mis metas…
  • Si tengo éxito…
  • Lo más seguro es que…
  • Si mi vida cambia…
  • El éxito provoca…
  • Tengo miedo de que….
  • Creo que si logro lo que deseo…

Una vez contestadas las frases lee despacio las respuestas que has escrito y reflexiona sobre cada una de ellas.

Ahora descubre cuáles son las frases que te dices o que piensas (me cuesta, es muy dificil,…) y mantienen el autosabotaje y cámbialas por pensamientos positivos, más adecuados para lo que quieres lograr (puedo conseguir lo que me proponga, me merezco ser feliz…).

autosabotaje