Toca disfrutar

Se aproximan las vacaciones y con ellas el descanso y la desconexión. Serán días sin televisión, sin radio, sin ordenador, sin conexión a internet, sin revisar mails y sin teléfono móvil. Todos los veranos disfruto de estos privilegios.

Hay muchas cosas de las que podemos disfrutar: respirar con mayor profundidad, gozar de los amigos, disfrutar del tiempo sin prisas, etc… es momento de nutrirnos de otra forma y a otro ritmo.

Os deseo un verano reparador, nos volvemos a encontrar a la vuelta.

desconectar vacas

 

Anuncios

Soltando el APEGO

Esta semana en el grupo de crecimiento personal que facilito hemos estado trabajando el tema del apego, un aspecto muy presente actualmente en nuestras vidas y que nos quita tiempo y energía.

La gestión de significado que hemos abordado en el grupo sobre el apego se refiere a una vinculación mental y emocional a objetos, personas, actividades, ideas o sentimientos determinados que nos hace incapaces de renunciar a él.

La estrategia emocionalmente ecológica que nos puede conducir al bienestar sería descubrir lo que un@ no necesita y proceder a librarse de ello, apartarlo, desvincularse de ello. Aunque a veces desprenderse no es tan sencillo.

Hoy os traigo aquí algunas estrategias que pueden ayudaros a comenzar:

  • Cambiar el deseo de posesión por las ganas de disfrutar (cambiar el “poseer” por “tener” sin atar, ni atarse). Disfrutar mientras lo conservamos y queremos, sin tener que adueñarnos de nada, ni identificarnos con ello.
  • No dejar que las cosas te dominen. ¿Quién domina a quién? ¿yo “poseo” tal cosa o esa cosa me “posee” a mi?
  • Aprender a discernir entre lo que vale la pena y lo que hay que desechar. Si no retengo las situaciones o cosas, éstas pasarán de largo. ¿Por qué intentas hacer “tuyo” lo que no te corresponde?
  • Amplia tu perspectiva. No esperes el gran resultado para pasarlo bien, no te obsesiones con el premio, disfruta del “proceso”. “Ir hacía” es tan importante como “llegar a”.
  • Abre tu mente “nada es para siempre”. Todo está en continuo cambio y las cosas nunca serán iguales, todo está en constante transformación aunque lo percibamos igual.
  • Hay que adaptarse. Disfruta sin apegarte, pierde el control y acepta lo peor que pueda ocurrir. Desapegarse consiste en ver las cosas como son y aceptarlas.
  • Olvídate del autoengaño. Sólo estando en contacto con lo que ocurre de verdad, con lo que realmente es, podrás afrontarlo. Las mentiras que nos decimos son una forma de evitación.
  • Practica la humildad. No eres tan importante como para que el mundo gire a tu alrededor, más bien es al revés el universo te contiene. Así que las cosas no deben de ser como te gustaría que fueran, son como son.
  • Aplica el sentido común. No hay que ver apegos por todas partes, sino tener claro cuándo se está jugando con fuego, y cuándo no para tomar decisiones sobre ello. No reprimas tu capacidad de sentir.
  • Explora en tu interior. No hay apego sin miedo, pregúntate honestamente: ¿Qué me ofrece este apego? ¿Compensa algunas de mis debilidades? ¿Me brinda algún placer?. Mira en tu interior y darás con el foco de tu dependencia.
  • Observa tu lenguaje. Somos lo que nos decimos. Procura no sabotearte a ti mism@ utilizando afirmaciones destructivas.
  • Cuestiona tus aprendizajes. Tu educación y aprendizajes, las reglas y modelos que te inculcaron están en ti, en tu manera de ser y de concebir el mundo. No creas ciegamente estos aprendizajes, cuestionalos y hallarás contradicciones que posiblemente quieras cambiar. Se tú a partir de ahora, sigue tu corazón, él sabe quién eres en realidad.
  • Práctica la congruencia. Intenta ser auténtic@ y honest@ en cada acto de tu vida. Alínea lo que piensas, sientes y haces.
  • Abandona el control. Deja que la espontaneidad ocupe un lugar en tu vida. Aprende a gestionar la incertidumbre.

Soltar el apego es posible, recuerda que para ello deberás trabajar seriamente, si quieres cambios significativos, no te conformes y lleva a la práctica acciones concretas.

apego

“El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás sol@, y a veces asustad@. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser un@ mis@” Nietzsche 

Aprendizajes ante la adversidad

DECHEN – Una historia de Kaukab Basheer. Ganadora del premio Dusty Award “Outstanding Achievement in Traditional Animation” (2012)

dechenUna persona que no conoce la adversidad no se conoce completamente a sí misma, no sabe cuáles son sus límites y no ha puesto a prueba sus fortalezas. La adversidad nos ayuda a enfocarnos hacia nuestro interior y a aplicar nuestros recursos internos para sobrevivir.

Al superar la situación, no volveremos a ver la vida de la misma manera y habremos enriquecido nuestro “maletín de recursos y tesoros personales”.

Dechen es un Ladhaki, un  monje budista tibetano en formación con una gran pasión por la jardinería. Una noche tormentosa, rescata una flor exquisita. Sin embargo, a pesar de su cuidado y preocupaciones, la flor inexplicablemente comienza a desmoronarse y el niño lucha por aceptar la situación.

Angmo, el monje sabio se ve obligado a intervenir y a rescatar a Dechen de sí mismo. Dechen encuentra paz al fin cuando entiende cómo salvar verdaderamente a su flor moribunda, eliminando la necesidad de poseer y controlar.

Nada…

Nada justifica la violencia #AtentadoManchester

Debemos trabajar por reconducir la ira y recuperar la sensibilidad por todo ser vivo.

lazo atentado

El asco

La emoción de asco, aversión o repugnancia ha sido reconocida como una emoción básica desde el pionero trabajo de Darwin. Se considera como una emoción básica porque tiene un sustrato neutral innato, una expresión universal también innata, un único estado motivacional-afectivo y un patrón de respuesta asociado que es relativamente estable a lo largo de distintas situaciones, culturas e incluso especies.

Se caracteriza por una expresión facial concreta, un distanciamiento del objeto o situación que la produce, una manifestación fisiológica (náusea) y una sensación característica (repulsión).

asco

En el sentido más general el término asco define una marcada aversión producida por algo fuertemente desagradable o repugnante. Es la respuesta emocional causada por la repugnancia que se tiene a alguna cosa o por una impresión desagradable causada por algo.

El proceso cognitivo del asco supone que el evento es valorado por la persona como muy desagradable. La relevancia del mismo se considera importante para el bienestar del cuerpo.

Cumple con funciones adaptativas, prepara el organismo para que ejecute eficazmente un rechazo de las condiciones ambientales potencialmente dañinas, movilizando la energía necesaria para ello y dirigiendo la conducta al alejamiento del estímulo desencadenante. Tiene como finalidad funcional potenciar los hábitos saludables, higiénicos, y adaptativos. (Rozin, Haidit y McCauley, 2000)

La cara de asco es familiar y reconocida en muchas culturas.

En su vertiente más negativa, el asco es utilizado como un mecanismo de control social jugando un papel importante en los juicios morales y en la violencia.

Saber parar a tiempo

KUTOJA (The Last Knit) – Dirigido por Laura Neuvonen en el año 2005. El cortometraje ha sido proyectado en numerosos festivales de cine y ha ganado muchos premios.

el ultimo punto

Este corto tiene muchas lecturas de las que extraer multitud de aprendizajes interesantes.

Yo me quedo con como, en ocasiones, no sabemos cuándo es momento de parar y seguimos obcecados con alguna situación o proyecto sin darnos cuenta de que en el se nos puede ir la vida.

El enorme gasto de energía mental y emocional que nos supone el no saber soltar a tiempo. Y el poder que pueden tener nuestros hábitos en las decisiones que tomamos ya que a veces preferimos seguir apegados a ellos, en vez de cambiar y explorar nuevas posibilidades.

¡Os lo recomiendo!

El miedo

Es una de las emociones más estudiadas por los investigadores, tanto en los animales como en el hombre.

Es un legado evolutivo vital que tiene un valor de supervivencia obvio. Evoluciona para producir respuestas adaptativas, cómo detectar el problema y cómo responder al mismo. Se encuentra muy ligada al estímulo que la genera y se produce por un peligro presente e inminente.

Se activa por la percepción del daño o peligro (Reeve, 2001). Actúa como un avisador del riesgo vital, cada vez que el organismo detecta la presencia de algún estímulo o situación que amenaza su vida o equilibrio.

miedo-expresion

Tanto en el hombre como en los animales los estímulos que desencadenan el miedo pueden ser naturales como adquiridos mediante aprendizaje.

El proceso cognitivo implica la interpretación (evaluación) y estimación de la repercusión personal (valoración) que acarrea el estímulo. El resultado del procesamiento es la emoción de miedo. Se inicia ante desencadenantes que suceden con mucha rapidez, que se presentan de forma abrupta o inesperada. Ante esto, la persona estima tener una baja capacidad de control y de predicción futura de la situación. Valora el evento como desagradable y relevante para su bienestar, y presenta un alto grado de urgencia para afrontarlo, movilizando toda una serie de conductas focalizadas al propio suceso y a las consecuencias del mismo.

Las funciones del miedo se encuentran relacionadas con la adaptación, facilita las respuestas de escape o evitación de la situación peligrosa con una reacción rápida. También facilita los vínculos sociales ayudando en la huída a otros, y ayudando en la defensa colectiva. (Ohman, 2000)

La expresión corporal más característica es, en primer lugar el estremecimiento, el reflejo de sobresalto; posteriormente la persona permanece inmóvil durante unos segundos, se queda paralizada. (Le Doux 2000)

En los humanos y los animales hay dos expresiones conductuales obvias, una la tendencia a petrificarse y enmudecer y la opuesta son los gritos, el sobresalto y la huída desesperada (Marks, 1987)