La vida es lo que hacemos de ella

“Se dice que el discípulo de un venerable sabio estaba extrañado y sorprendido de que su maestro estuviese siempre sonriente y feliz a pesar de las dificultades que vivía. Intrigado, un día, le dijo: – Maestro, ¿cómo es que siempre se te ve tan contento y satisfecho?

El maestro le dijo: – Amigo mío, no hay secreto alguno en esto. Cada mañana cuando me despierto me hago esta pregunta a mí mismo: ¿Qué escojo hoy? ¿Alegría o tristeza? Y siempre escojo alegría.”

Nada puede reemplazar a la voluntad. La vida es, en definitiva, lo que nosotros hacemos de ella y no algo ya escrito o predeterminado y, en función de cómo nos posicionamos, vamos a percibir unas cosas y no otras.

La queja y el lamento no nos conducen a nada más que al victimismo y la fatalidad. Elegir conectarnos a energías limpias, renovables y no contaminantes como la curiosidad, las caricias, la alegría, el silencio y la fortaleza puede marcar la diferencia.

Decidir qué tipo de persona queremos ser y, en función de esta elección, pasar a la acción coherente, aunque no sea fácil es nuestra propuesta.

Si tenemos claro quienes somos y cómo queremos llegar a ser, no vamos a permitir que el mal humor de otro, su conducta irrespetuosa, o los paisajes que la vida nos presenta de repente nos hagan perder el control.

¿Acaso queremos que decidan otros qué tipo de personas vamos a ser nosotros?

21430593_1410729505648189_3746211191659999669_n.jpg

Anuncios

Encontrándonos

la belleza de lo pequeñoVivir no consiste únicamente en descubrir y responder a lo que está fuera, también consiste en observar qué y cómo resuena todo ello dentro de cada un@ de nosotr@s, a la vez que ponemos nuestra atención en elegir como responder ante ello.

Entender lo que sucede en un@ mism@ y, como llegar a entender y entenderse con los otr@s es parte de la vida.

Los conflictos son un regalo para provocar la reflexión sobre un@ y lo que acontece. Pueden ser un punto de partida importante para realizar un trabajo interior clave, si aprovechamos la información que nos dan, para detectar actitudes y valores que afloran en ellos y que han de ser reconocidos para el conocimiento y bienestar personal o grupal.El conflicto vivido como oportunidad nos ayuda a aprender, compartir percepciones, sentimientos y crecer.

Toda vida verdadera es encuentro, ser human@s supone aceptar nuestra interdependencia como miembros de la comunidad, reconociendo que nos necesitamos l@s un@s a l@s otr@s.

La apertura, la escucha, el silencio, la reflexión, la flexibilidad mental, la intuición… son elementos que favorecen bucear en nuestro mundo interno para conocerlo, entenderlo y acogerlo. Aquello que conocemos de nuestro propio mundo interno puede ayudarnos a saber cómo hacer y qué decir, para que también los demás, desde sí mismos, vayan poniendo nombre a aquello que piensan, sienten, viven o experimentan dentro del suyo.

Cuando ponemos en marcha nuestro autoconocimiento, autocontrol, automativación y empatía damos forma al encuentro, haciendo que los demás se sientan a gusto, mejoramos nuestra destreza y conseguimos una interacción fluida.

“Tened el corazón abierto tanto tiempo como podáis y sobre todo a vosotr@s mism@s. Sed generos@s, buen@s y hospitalari@s” Morrie Schwartz

 

 

Oportunidades

Las oportunidades que se nos presentan para recibir información positiva acerca de nosotros mismos, suelen ser escasas.

A continuación os propongo una actividad para desarrollar en grupo:

  • EL JUEGO DE LOS CUMPLIDOS

Aceptar cumplidos de buen grado es algo que  mucha gente no sabe hacer.

Esta actividad proporciona práctica tanto en dar como en recibir cumplidos. Empléala cuando los miembros del grupo se conozcan hace algún tiempo.

Pregunta cuántos miembros del grupo se sienten incómodos cuando son objeto de un cumplido. Charlar sobre por qué pasa esto….

Explica que es importante ser capaz de aceptar un cumplido de buen grado porque la persona que lo dice nos está dando algo.

Pide al grupo que se coloque en circulo y, a un miembro del grupo que salga al centro. Dile que va a ser el centro de atención durante 1 minuto (cronometrado). Durante este tiempo será quien reciba los cumplidos de todo el grupo.

Cada vez que reciba un cumplido deberá responder con alguna de estas formas:

Gracias

Tienes razón

Me alegro de que lo hayas notado

Al terminar la actividad pregunta como se han sentido y promueve que el grupo exprese su experiencia.

sembrar amor

“Se requieren dos personas para decir la verdad, una que hable y otra que escuche”

Henry Thoreau

Toca disfrutar

Se aproximan las vacaciones y con ellas el descanso y la desconexión. Serán días sin televisión, sin radio, sin ordenador, sin conexión a internet, sin revisar mails y sin teléfono móvil. Todos los veranos disfruto de estos privilegios.

Hay muchas cosas de las que podemos disfrutar: respirar con mayor profundidad, gozar de los amigos, disfrutar del tiempo sin prisas, etc… es momento de nutrirnos de otra forma y a otro ritmo.

Os deseo un verano reparador, nos volvemos a encontrar a la vuelta.

desconectar vacas

 

Soltando el APEGO

Esta semana en el grupo de crecimiento personal que facilito hemos estado trabajando el tema del apego, un aspecto muy presente actualmente en nuestras vidas y que nos quita tiempo y energía.

La gestión de significado que hemos abordado en el grupo sobre el apego se refiere a una vinculación mental y emocional a objetos, personas, actividades, ideas o sentimientos determinados que nos hace incapaces de renunciar a él.

La estrategia emocionalmente ecológica que nos puede conducir al bienestar sería descubrir lo que un@ no necesita y proceder a librarse de ello, apartarlo, desvincularse de ello. Aunque a veces desprenderse no es tan sencillo.

Hoy os traigo aquí algunas estrategias que pueden ayudaros a comenzar:

  • Cambiar el deseo de posesión por las ganas de disfrutar (cambiar el “poseer” por “tener” sin atar, ni atarse). Disfrutar mientras lo conservamos y queremos, sin tener que adueñarnos de nada, ni identificarnos con ello.
  • No dejar que las cosas te dominen. ¿Quién domina a quién? ¿yo “poseo” tal cosa o esa cosa me “posee” a mi?
  • Aprender a discernir entre lo que vale la pena y lo que hay que desechar. Si no retengo las situaciones o cosas, éstas pasarán de largo. ¿Por qué intentas hacer “tuyo” lo que no te corresponde?
  • Amplia tu perspectiva. No esperes el gran resultado para pasarlo bien, no te obsesiones con el premio, disfruta del “proceso”. “Ir hacía” es tan importante como “llegar a”.
  • Abre tu mente “nada es para siempre”. Todo está en continuo cambio y las cosas nunca serán iguales, todo está en constante transformación aunque lo percibamos igual.
  • Hay que adaptarse. Disfruta sin apegarte, pierde el control y acepta lo peor que pueda ocurrir. Desapegarse consiste en ver las cosas como son y aceptarlas.
  • Olvídate del autoengaño. Sólo estando en contacto con lo que ocurre de verdad, con lo que realmente es, podrás afrontarlo. Las mentiras que nos decimos son una forma de evitación.
  • Practica la humildad. No eres tan importante como para que el mundo gire a tu alrededor, más bien es al revés el universo te contiene. Así que las cosas no deben de ser como te gustaría que fueran, son como son.
  • Aplica el sentido común. No hay que ver apegos por todas partes, sino tener claro cuándo se está jugando con fuego, y cuándo no para tomar decisiones sobre ello. No reprimas tu capacidad de sentir.
  • Explora en tu interior. No hay apego sin miedo, pregúntate honestamente: ¿Qué me ofrece este apego? ¿Compensa algunas de mis debilidades? ¿Me brinda algún placer?. Mira en tu interior y darás con el foco de tu dependencia.
  • Observa tu lenguaje. Somos lo que nos decimos. Procura no sabotearte a ti mism@ utilizando afirmaciones destructivas.
  • Cuestiona tus aprendizajes. Tu educación y aprendizajes, las reglas y modelos que te inculcaron están en ti, en tu manera de ser y de concebir el mundo. No creas ciegamente estos aprendizajes, cuestionalos y hallarás contradicciones que posiblemente quieras cambiar. Se tú a partir de ahora, sigue tu corazón, él sabe quién eres en realidad.
  • Práctica la congruencia. Intenta ser auténtic@ y honest@ en cada acto de tu vida. Alínea lo que piensas, sientes y haces.
  • Abandona el control. Deja que la espontaneidad ocupe un lugar en tu vida. Aprende a gestionar la incertidumbre.

Soltar el apego es posible, recuerda que para ello deberás trabajar seriamente, si quieres cambios significativos, no te conformes y lleva a la práctica acciones concretas.

apego

“El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás sol@, y a veces asustad@. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser un@ mis@” Nietzsche 

Aprendizajes ante la adversidad

DECHEN – Una historia de Kaukab Basheer. Ganadora del premio Dusty Award “Outstanding Achievement in Traditional Animation” (2012)

dechenUna persona que no conoce la adversidad no se conoce completamente a sí misma, no sabe cuáles son sus límites y no ha puesto a prueba sus fortalezas. La adversidad nos ayuda a enfocarnos hacia nuestro interior y a aplicar nuestros recursos internos para sobrevivir.

Al superar la situación, no volveremos a ver la vida de la misma manera y habremos enriquecido nuestro “maletín de recursos y tesoros personales”.

Dechen es un Ladhaki, un  monje budista tibetano en formación con una gran pasión por la jardinería. Una noche tormentosa, rescata una flor exquisita. Sin embargo, a pesar de su cuidado y preocupaciones, la flor inexplicablemente comienza a desmoronarse y el niño lucha por aceptar la situación.

Angmo, el monje sabio se ve obligado a intervenir y a rescatar a Dechen de sí mismo. Dechen encuentra paz al fin cuando entiende cómo salvar verdaderamente a su flor moribunda, eliminando la necesidad de poseer y controlar.

Nada…

Nada justifica la violencia #AtentadoManchester

Debemos trabajar por reconducir la ira y recuperar la sensibilidad por todo ser vivo.

lazo atentado