Activa tu concentración

Hoy os comparto un sencillo ejercicio que os ayudará a cambiar el foco de atención y activar vuestra capacidad de concentración.

Se trata de la meditación Trataka que se centra en la observación fija y actúa sobre el olfato y la vista estimulando el sistema nervioso. Se utiliza en yoga como una forma de desarrollar la concentración y fortalecer los ojos.

Si te encuentras al aire libre, elige un objeto natural (piedra, árbol, flor….) siéntate y contémplalo. En ningún caso mires directamente al sol.

Si por el contrario te encuentras en un espacio interior puedes encender una vela o mirar una imagen sencilla, como un punto negro.

Céntrate en el objeto unos 20 segundos y luego cierra los ojos y sigue imaginando el objeto en tu mente. Alterna un rato imaginando y otro, mirando fijamente.

Así entrenas tu capacidad para concentrarte y prestar atención. Repite cada día este ejercicio hasta que, poco a poco, puedas hacerlo varios minutos seguidos, es una auténtica gimnasia para tranquilizar la mente.

¿A qué esperas para probarlo?

 

piedra corazon.jpg

Anuncios

Meditación en vez de castigos en el aula

La escuela Robert W. Coleman, en Baltimore  han optado por una estrategia distinta en sus aulas y están teniendo mejores resultados que nunca con sus alumn@s.

En vez de castigar a los niñ@s, tienen una sala llamada “Momento Consciente” donde practican la meditación cuando hay alguna dificultad en el comportamiento.

La escuela dice que el programa ha ayudado a reducir los problemas de conducta.

Os invito a incorporarlo en vuestros centros.

Presencia plena alrededor del ruído

EL SONIDO DEL SILENCIO – Katrina Goldsaito,

Un libro ilustsilenciorado que narra las aventuras de Yoshio en la ciudad de Tokio.

Comienza un viaje a través del ajetreo y el bullicio de la ciudad para encontrar el sonido más hermoso de todos, el silencio. Esta hermosa sintonía que se convierte en una orientación del espíritu hacia la calma interior.

Muy recomendable su lectura para los más jóvenes de la casa.

“El silencio permanece, ineludiblemente, como una forma de comunicar” Susan Sontag

 

Tú lugar

Cada día la vida es más rapida, tenemos las agendas llenas, estamos más conectados a través de redes sociales, correo electrónico, internet,… todo son interrupciones y distracciones constantes, estamos en veinte cosas a la vez. Esto nos agota y nos pone dificil estar presentes, con atención plena. ¿Qué nos está pasando? ¿Es éste el ritmo que queremos en nuestras vidas? ¿Que ocurre con lo que nos estamos perdiendo?

¿Te gustaría poderte trasladar a un lugar donde reina la calma en tus días de tormenta? ¿Un lugar que te acoge, te transmite serenidad, donde te sientes conectado con todo?

¡Estas de enhorabuena! ya dispones de él.

A partir de hoy, cuando sientas tu cabeza llena de pensamientos, o sientas que te falta energía o que necesitas parar, puedes abrir la puerta de tu casa interior y entrar. Es tu casa, está dentro de tí, reside en tu corazón y te conectas a ella a través de tu respiración, solo tienes que sentarte, cerrar los ojos y pasar.

La respiración está siempre contigo, desde que naciste. Dedica cada día un tiempo a estar con ella, es un regalo que te haces cada día. Observar tu respiración devolverá la calma a tu cuerpo, es tu ancla.

mindfulness21-300x199“Tememos perdernos, pero es que debemos perdernos. Cuando no nos agarramos a nada, volamos”  Pablo d’Ors.

La plena conciencia.

Prestar atención con plena conciencia se parece mucho a ir a la pata coja: ¡para mantener el equilibrio debemos tambalearnos antes un poco! Se trata de un proceso en el cual no podemos perder de vista que hemos elegido sostenernos sobre una pierna.

Durante la práctica del mindfulness, resultará difícil fijar la atención y no dejar que la mente divague, la mente está diseñada para pensar por lo que mejor será aceptar que divagará. Aunque si dirigimos la atención allí donde queremos cada vez que va a la deriva aprenderemos a asentarnos y explorar nuestra experiencia.

Hoy os propongo un ejercicio para practicarlo “Sentarse en plena conciencia”.

  • Adopta una postura equilibrada.
  • Las rodillas deben quedar por debajo de las caderas y estar en contacto con el suelo.
  • Adopta una postura en la que se establezca una firme conexión con el lugar en el que te sientes.

Al hacerlo, tu cuerpo utilizará la capacidad que tiene para sostenerse a sí mismo, receptivo y preparado para explorar las experiencias que surjan y pasen a cada instante.

El cuerpo puede decirnos mucho acerca de lo que es estar presente. Según vayamos practicando las percepciones, explorando y familiarizándonos con los mensajes que nos envía el cuerpo, reuniremos un valioso saber y accederemos a importantes recursos de los que valernos para desarrollar habilidades con las que cuidarnos.

No olvides al practicar el ejercicio que no existe un modo correcto de sentirse, se trata únicamente de percibir la experiencia.

08-mindfulness

 

Una de Mándalas.

¿Sabéis que son? ¿Para que se utilizan? hoy vamos a adentrarnos un poquito más en el mundo del Mándala.

Inspirados en la naturaleza los mándalas reproducen sus simetrías y colores en una estructura con forma de círculo. El Mándala es un círculo “mágico” con efectos relajantes que actúa sobre nosotros armonizando nuestro mundo interior con el exterior. Ha sido usado durante muchos años para ilustrar la totalidad y la verdad.

Algunos autores como Carl Jung hablan de ellos como la representación de la totalidad de la mente.

Actualmente tiene tantos usos como personas hay en el mundo. Uno de los más frecuentes es utilizarlo como recurso educativo de pensamiento ya que mediante el dibujo y el color se desarrollan la parte cognoscitiva, afectiva, social y psicomotora. También es un elemento muy conocido en técnicas como la arte terapia ya que facilita la concentración y el aprendizaje.

En próximos post hablaremos de los elementos que lo forman y su significado. De momento aquí os dejamos un Mándala por si queréis colorearlo.

mandala

Ser consciente de la respiración.

Al practicar la plena conciencia aumento la concentración. Me libero de la falta de atención y de la dispersión mental viviendo plenamente cada minuto.

Una manera sencilla de ser consciente es a través de la respiración, ya que evita que tu mente se distraiga. Es el puente que conecta la vida a la conciencia, que une el cuerpo con los pensamientos.

¿Cómo hacerlo?

Inspira con suavidad y lentitud, sabiendo que estás inspirando. Luego saca el aire de los pulmones, sabiendo que estas exhalando.

Para poder ser consciente durante mucho tiempo debes observar continuamente tu respiración.

respirar el arte