Seleccionadas para hoy…

  • ¿A qué esperas? Cuando cambias el modo en que ves las cosas, las cosas que ves cambian también” Wayne Dyer.
  • “Cuanto más motivado estés por el amor, más libres y carentes de miedo serán tus acciones” Dalai Lama.
  • “La única manera de seguir nuestros sueños es ser generosos con nosotros mismos” Paulo Coelho.
  • “No corras, no te preocupes. Estás aquí sólo de visita. Vale la pena que te pares a oler las flores” Walter C. Hagen.
  • Existe un dragón feroz llamado “tú debes …” pero en contra de él, el superhombre lanza las palabras “YO QUIERO …” Nietzsche.
  • “Sé feliz siempre que puedas y verás que, casi siempre, puedes ser feliz” Antoni Bolinches.
  • “Si sabes dónde vas, cualquier camino sirve” Lewis Carroll.
  • “No puedes cambiar tu pasado, pero puedes cambiar tu relación con el pasado. La memoria es una suma de puntos de vista, detalles de un todo” Alejandro Jodorowsky.
  • “Los árboles suelen ser los templos naturales de las almas que saben rezar sin palabras…” Lorena Ciocale.
  • “Aquel que no puede perdonar a otros, destruye el puente sobre el cual deberá pasar el mismo” George Herbert
  • “Aléjate de la gente que desestima tus ambiciones. La gente pequeña siempre hace eso” Mark Twain.
  • “Educar a un niño no es hacerle aprender algo que no sabia, sino hacer de él alguien que no existía” Ruskin

206_roca interior

Soñaba con cambiar el mundo

“Cuando era joven y libre, y mi imaginación no tenía límites, soñaba con cambiar el mundo. 

Al volverme más viejo y más sabio, descubrí que el mundo no cambiaría, entonces, acorté un poco mis objetivos y decidí cambiar solo a mí país. Pero también él parecía inamovible. 

Al ingresar en mis años de ocaso, en un último intento desesperado, me propuse cambiar solo a mi familia, a mis allegados, pero, por desgracia, no me quedaba ninguno. 

Y ahora que estoy en mi lecho de muerte de pronto me doy cuenta. 

Si me hubiera cambiado primero a mí mismo, con el ejemplo habría cambiado a mi familia. 

A partir de su inspiración y estímulo, podría haber hecho un bien a mi país, y quien sabe, tal vez incluso habría cambiado el mundo” 

Anónimas escrito en las criptas de la Abadía de Westminster en el año 1100

18301227_1652996544749754_7105524315665969670_n

Mirarse bajo una luz diferente

Te toma 7 segundos asumir un prejuicio según la apariencia de otra persona, así que invitaron a 6 desconocidos a verse bajo una luz diferente.

Cuando encienden la luz se quedan muy sorprendidos al verse. Algunos  afirman que no hubieran hablado con los otros si les hubieran visto por la calle.

Y esto les lleva a reflexionar sobre como juzgamos a las personas sin conocerlas.

La sorpresa

La sorpresa es considerada como la emoción básica más singular. Es la emoción más breve de todas las primarias.

Se trata de una reacción emocional neutra que se produce causada por algo imprevisto, novedoso o extraño. Como consecuencia de ello la atención, la memoria y en general todos los procesos psicológicos se dedican a procesar la estimulación responsable de la reacción.

sorpresa

Hay autores que llegan incluso a cuestionar que se trate realmente de una emoción. Se produce de forma súbita y desaparece con la misma rapidez con que apareció.

Sea cual sea la forma mediante la cual se lleva a cabo el proceso de valoración de una situación lo verdaderamente importante de esta emoción según Clore y Ortony (2000) es que ocurre como consecuencia de la activación de un proceso cognitivo relacionado con la significación de la situación.

La sorpresa prepara a la persona para afrontar de forma efectiva los acontecimientos repentinos e inesperados y sus consecuencias. Es adaptativa ya que facilita la aparición de una reacción emocional y conductal apropiadas ante situaciones novedosas o inesperadas.

La expresión facial de la sorpresa es uno de los aspectos más estudiados. Además de la expresión facial se observan otros cambios corporales, de tal forma que si la persona está de pie, las rodillas se comban o doblan un poco y el cuerpo se inclina hacia adelante, previo al movimiento de retirada (Izard,1977)

¿Afecto, estado de ánimo o emoción?

Es fundamental cuidar el lenguaje, ser cuidadoso con los términos que utilizamos para describir los fenómenos o procesos y mecanismos que los generan. En algunos campos estamos lejos de haberlo alcanzado y utilizamos términos comunes lo cual lleva ocasionalmente a confusiones y dificultades de comunicación.

A veces, en el estudio de la emoción han surgido importantes polémicas entre teóricos e investigadores como consecuencia de esa falta de rigor en el uso de algunos términos.

Algunos profesionales se han hecho conscientes de este problema y han sugerido las siguientes distinciones terminológicas entre las palabras afecto, estado de ánimo y emoción que hoy os traemos aquí ya que conviene tenerlas presentes. No se trata de matizaciones absolutas aunque si clarificadoras.

  • AFECTO, es un término genérico que describe cualquier experiencia que incluya un componente evaluativo: doloroso/placentero, agradable/desagradable, bueno/malo, etc. Las sensaciones de dolor y placer, son tipos de afectos.
  • EMOCIÓN, suelen ser desencadenadas por acontecimientos y circunstancias particulares, se distinguen por su elevada intensidad y tienen una duración más bien reducida, aunque depende de como las expresemos.
  • ESTADOS DE ÁNIMO, no suelen tener un inicio y final delimitado, su intensidad suele ser más bien reducida y su duración más prolongada.

Lo importante es que nos demos cuenta que aunque no suelen hacerse distinciones en la literatura los procesos implicados a nivel psicológico no tienen porque ser iguales.

estado-de-animo

Memoria y emoción

Hoy recuperamos en este post la figura de Gordon H. Bower un investigador que a lo largo de los últimos 25 años ha aportado importantes datos sobre el modo en el que los estados afectivos influyen sobre nuestros procesos cognitivos. Deseamos que lo disfruteis.

Sus investigaciones ponen de manifiesto que la percepción, la atención, el aprendizaje, el recuerdo y los juicios que hacemos sobre los acontecimientos cotidianos pueden estar muy influenciados por los estados de ánimo que sentimos cuando tienen lugar esos procesos cognitivos.

Es cierto que podemos ser objetivos y analíticos, que podemos reflexionar fríamente sobre la realidad, pero muchas de nuestras decisiones e interpretaciones de los acontecimientos están influenciadas por nuestros afectos y estados de ánimo. En muchos casos, incluso, los justifican.

Bower realizó investigaciones sobre nuestra manera de almacenar y evocar los recuerdos dependiendo del estado de ánimo. Pidió a una serie de personas que memorizasen listas de palabras pasando por diferentes estados de ánimo. Luego, observó sus diferencias a la hora de recordar estas palabras, mientras pasaban también por diversos estados de ánimo. De esta manera encontró una tendencia a recordar con mayor facilidad los elementos memorizadas en un estado de ánimo semejante al que tenemos en el momento de evocarlas. Estando tristes, evocaremos más fácilmente ideas o vivencias que se guardaron en la memoria estando nosotros tristes, y lo mismo pasa con otros estados de ánimo.

Del mismo modo, nuestro estado de ánimo afectará en el momento de seleccionar qué es lo que guardamos en la memoria: cuál es aquella información que será más importante para su posterior recuperación. Así, estando de buen humor prestaremos más atención a las cosas que valoramos como positivas, y serán estos recuerdos los que más fácilmente se evoquen después.

Os invitamos a conocer más sus investigaciones, profundizar en ellas ya que aportan datos curiosos sobre la relación entre el estado de ánimo, el recuerdo emocional de la memoria, el efecto aprendizaje y la codificación de la información.

gordon.jpg

Carta a las nuevas generaciones

Un vídeo que no os dejará impasibles, habla sobre la huella humana en el planeta, lo que estamos generando con nuestras acciones y lo que esto va a suponer en las nuevas generaciones.

Habla de la codicia, de como ponemos las ganancias por encima de las personas, como hemos utilizado la naturaleza como una tarjeta de crédito sin límite llevando a algunos animales a la extinción.

Aún podemos cambiar de dirección  ¿cómo hacerlo?