El poder de la metáfora

Las historias han acompañado al ser humano a lo largo de su vida. Como todo material inspirador suelen tener un elemento de misterio. Las mejores, funcionan para crear una nueva visión en la persona, ofrecerle una posibilidad de duda, de cuestionamiento y de cambio.

Las historias representan puentes hasta la posibilidad cuando se trata de metáforas. El poder de transformación de las metáforas es mágico. Pueden cambiar en un instante la vida de una persona al transmitir un nuevo punto de vista abriendo las puertas de la intuición. Orientan la mente hacia la libertad y la novedad dando la opción de aplicarlas a las propias necesidades.

En PNL decimos que esta metodología se fundamenta en la comunicación y en el lenguaje como medio para llegar a la estructura profunda de la persona. La comunicación metafórica busca acceder al 88% de la mente que permanece oculta (subconsciente) y a la que tenemos poco acceso, para así utilizar el mayor número de potencialidades disponibles.

Cuando utilizamos la comunicación metafórica el mensaje está diseñado de tal modo que la persona no puede filtrar conscientemente la información, y ésta pasa directamente al mapa y a la estructura profunda donde se realiza una búsqueda transderivacional que encaje con los contenidos transmitidos. A partir de este momento se van construyendo representaciones mentales, libres de distorsiones conscientes que permiten a la persona realizar modificaciones en sus niveles mas profundos. El consciente no interviene pues no tiene argumentos que filtrar o cuestionar ya que se le suministra un mensaje tan despersonalizado, abstracto y generalizado que lo considera absurdo y “supone” que no va con él, que no le afecta. Sin embargo en las estructuras profundas los mensajes encuentran similitud y son relacionados inconscientemente.

El uso y la pericia que cada uno alcance con esta herramienta estará en función de su intención y de la habilidad que adquiera con la experiencia. No olvides nunca la historia de Nasrudín y el erudito:

En cierta ocasión, Nasrudín trabajaba de barquero ganándose la vida transportando gente de una orilla a otra del lago. Un día se le aproximó un teórico y erudito gramático que solicitó los servicios del marinero. Apenas hubieron zarpado se inició una conversación intrascendente.

-¿Usted no ha estudiado gramática?-preguntó el erudito.

-No-contestó Nasrudín

-Pués ha perdido media vida-dijo el gramático.

El viaje continuó en tanto una profunda borrasca se ceñía sobre el lago. Al poco un viento huracanado comenzó a agitar con tal fuerza la superficie de las aguas que el barco comenzó a zozobrar.

-¿Sabe usted nadar?-preguntó Nasrudín al teórico.

-No-respondió el hombre.

-Pues ha perdido usted toda la vida, nos estamos hundiendo-le sentenció Nasrudín.

barca

Anuncios

Es tiempo de…

Por pausa navideña, me desconecto de tecnologías

Navidad 2018 .jpg

Música para el ALMA

Bach Cello Suite No.1 – Preludie – Yo-Yo Ma

Os invito a subir el volumen y cerrar los ojos…

¿Pensando en el Black Friday?

Ahora que llevamos unos días invadidos con anuncios en la televisión, en la radio, en internet, en la prensa, etc…. sobre el famoso Black Friday no se me ocurre nada mejor que escuchar a Pepe Mujica para retomar un poco la cordura. ¡Sabiduría!

¿Cuánto durará esto?

José vive en Melilla, la doble valla que la rodea, con una altura de seis metros, la franquean cada día personas que desean entrar en Europa.

Un testimonio que nos conecta al respeto hacia las personas y sus derechos ,y el cambio que necesita el mundo.

La vida es lo que hacemos de ella

“Se dice que el discípulo de un venerable sabio estaba extrañado y sorprendido de que su maestro estuviese siempre sonriente y feliz a pesar de las dificultades que vivía. Intrigado, un día, le dijo: – Maestro, ¿cómo es que siempre se te ve tan contento y satisfecho?

El maestro le dijo: – Amigo mío, no hay secreto alguno en esto. Cada mañana cuando me despierto me hago esta pregunta a mí mismo: ¿Qué escojo hoy? ¿Alegría o tristeza? Y siempre escojo alegría.”

Nada puede reemplazar a la voluntad. La vida es, en definitiva, lo que nosotros hacemos de ella y no algo ya escrito o predeterminado y, en función de cómo nos posicionamos, vamos a percibir unas cosas y no otras.

La queja y el lamento no nos conducen a nada más que al victimismo y la fatalidad. Elegir conectarnos a energías limpias, renovables y no contaminantes como la curiosidad, las caricias, la alegría, el silencio y la fortaleza puede marcar la diferencia.

Decidir qué tipo de persona queremos ser y, en función de esta elección, pasar a la acción coherente, aunque no sea fácil es nuestra propuesta.

Si tenemos claro quienes somos y cómo queremos llegar a ser, no vamos a permitir que el mal humor de otro, su conducta irrespetuosa, o los paisajes que la vida nos presenta de repente nos hagan perder el control.

¿Acaso queremos que decidan otros qué tipo de personas vamos a ser nosotros?

21430593_1410729505648189_3746211191659999669_n.jpg

Activa tu concentración

Hoy os comparto un sencillo ejercicio que os ayudará a cambiar el foco de atención y activar vuestra capacidad de concentración.

Se trata de la meditación Trataka que se centra en la observación fija y actúa sobre el olfato y la vista estimulando el sistema nervioso. Se utiliza en yoga como una forma de desarrollar la concentración y fortalecer los ojos.

Si te encuentras al aire libre, elige un objeto natural (piedra, árbol, flor….) siéntate y contémplalo. En ningún caso mires directamente al sol.

Si por el contrario te encuentras en un espacio interior puedes encender una vela o mirar una imagen sencilla, como un punto negro.

Céntrate en el objeto unos 20 segundos y luego cierra los ojos y sigue imaginando el objeto en tu mente. Alterna un rato imaginando y otro, mirando fijamente.

Así entrenas tu capacidad para concentrarte y prestar atención. Repite cada día este ejercicio hasta que, poco a poco, puedas hacerlo varios minutos seguidos, es una auténtica gimnasia para tranquilizar la mente.

¿A qué esperas para probarlo?

 

piedra corazon.jpg