Hoy es el día de aprender, de equivocarse

BUENOS DÍAS – Ambkor

A Óscar de la Torre, más conocido por su nombre artístico «Ambkor» me lo descubrió hace unos días una alumna en una formación. Os comparto esta canción que no os dejará indiferentes.

La vida vale, cuando tienes el valor de enfrentarla.

Hoy comparto con vosotros este texto de William Shakespeare. Un hermoso texto que trata sobre la importancia de cultivar nuestro propio jardín.

«No importa que es lo que tienes sino a quién tienes en la vida».

La cocina y la comunicación con los demás.

Seguro que más de una vez tus reuniones familiares se han centrado alrededor de la cocina. En mi familia así sucede, no sé que tiene la cocina porque además no suele ser nunca el espacio con más amplitud pero si el más acogedor, donde mientras alguien está cocinando los demás están alrededor charlando, tomando un vino o picando.

Al final la cocina se convierte en un dinamizador social, ya sea en la empresa, con la familia o los amigos. Muchos de los momentos mas significativos de nuestra vida se han producido o lo van a hacer alrededor de una buena mesa: bautizos, bodas, cumpleaños, comidas de trabajo, etc, la cocina siempre acaba reuniendo a las personas.

Nos alimentamos porque nuestro cuerpo lo necesita, nos comunicamos porque es necesario para el ser humano, de ahí la necesidad de unir relaciones humanas y cocina. Cuando cocinamos no sólo expresamos nuestros conocimientos o preferencias, también tenemos la oportunidad de conocer el carácter de las personas y su manera de pensar, aprendemos de su experiencia, conocemos a la persona y desarrollamos nuestra capacidad de comprensión.

Es importante en la comunicación ya que dinamiza a cualquier grupo implicándolo en una participación activa. A través de la cocina podemos recoger costumbres y tradiciones de otras culturas y compartirlas con los demás por ejemplo.

Se establecen multitud de relaciones, no solo cuando celebramos o cocinamos, también cuando nos pasamos recetas y las compartimos con amigos, cuando innovamos con nuevas creaciones y queremos que otros las conozcan o cuando acudimos a los mayores de la familia para que nos faciliten truquillos que poner en marcha en nuestras recetas.

Es una experiencia muy relajante y donde los sentidos están muy presentes ya sea cocinando o degustando posteriormente el plato. Y puede ser muy enriquecedora para los niños si desde pequeñitos les implicamos activamente en su aprendizaje, pero de esto ya hablaré en otro post.

La cocina como herramienta para fomentar la comunicación nos va a aportar entre otras cuestiones: compartir experiencias, reactivar nuestra creatividad, potenciar la imaginación, trabajar en equipo y escucha activa. ¿Qué más podemos pedir?

Ejemplo de creación de un amigo en nuestro ultimo encuentro.

Anuncio publicitario