Estrategias asertivas.

Giorgio Nardone propone unos pasos esenciales para dialogar estratégicamente de manera asertiva acabando con los diálogos fracasados, que se basan en puntualizar, recriminar o echar en cara:

  • Preguntar antes que afirmar.
  • Pedir confirmación antes que sentenciar.
  • Evocar antes que explicar.
  • Utilizar la capacidad de expresar lo que sentimos, más que intelectualizar y ceñirse a los porqués.
  • Actuar antes que pensar, orientarse a la acción, traducir en hecho y no encerrarse en discursos inacabables.

Os animo a ponerlos en práctica y compartir posteriormente, aquí en el blog, los resultados obtenidos.

asertividad

 

¿Te atreves a decir NO?

Saying-NoNo es no y hay una sola manera de decirlo.No.

Sin admiración, ni interrogantes, ni puntos suspensivos.

No se dice de una sola manera.
Es corto, rápido, monocorde, sobrio, escueto.No.

Se dice una sola vez, No.
Con la misma entonación, No.
Como un disco rayado No.

Un No que necesita de una larga caminata o una reflexión en el jardín, no es No.
Un no que necesita explicaciones y justificaciones no es No.
No tiene la brevedad de un segundo.

Es un no, para el otro porque ya fue para uno mismo.
No es No, aquí y muy lejos de aquí.
No, no deja puertas abiertas ni entrampa con esperanzas, ni puede dejar de ser.

No, aunque el otro y el mundo se pongan patas para arriba.
No, es el último acto de dignidad.
No, es el fin de un libro, sin más capítulos ni segundas partes.

No, no se dice por carta, ni se dice con silencios, ni en voz baja, ni gritando, ni con la cabeza gacha, ni mirando hacia otro lado, ni con símbolos devueltos; ni con pena y menos aún con satisfacción.

No es No, porque No.

Cuando el no es No, se mira a los ojos y el no se descuelga naturalmente de los labios.
La voz del No, no es trémula ni vacilante, ni agresiva, no deja duda alguna.
Ese No, no es una negación del pasado, es una corrección del futuro.

Y sólo quien sabe decir No puede decir sí.

Sobre muros, barreras, fronteras…

Este post tiene que ver con la estrechez, las fronteras o barreras que nos ponemos.  Las invasiones territoriales que a veces son evidentes y otras veces no tanto (personas que invaden tu espacio, que hablan excesivamente alto,…) y que tanto influyen en nuestras vidas.

Lo rutinario no es adaptativo, entendiendo rutina no como orden u organización sino bajo el marco de “hay que hacerlo porque siempre se ha hecho así”. Sucede que si un día me cambian la rutina esto me hace sufrir y me condiciona la vida por tanto hay que estar abiertos a dar pasos nuevos en direcciones que a veces no sabemos donde terminaran.

murosLas barreras o fronteras que marcamos habitualmente son muros para protegernos de otras personas y debemos tener en cuenta que siempre que las ponemos nos aislamos de los demás. Además si nuestros límites están bien colocados no es necesario establecer más barreras. Los limites los marcas tu y con ellos indicas al otro lo que estas dispuesto a tolerar y lo que no, te configuran como persona. Deben mostrarse de forma asertiva y pediremos respeto hacia ellos de esta forma conseguiremos seguramente que nos respeten mas como personas.

Las personas a veces nos creamos corazas y no permitimos que los demás puedan conocernos, hacemos esto porque intuimos peligros que no son reales y con ello estamos perdiendo oportunidades de experimentar.

La mente es otra barrera clave por eso el autoconocimiento es tan importante ya que al expandirnos nos cuestionamos mas y por tanto seremos mas abiertos.

La territorialidad es otro aspecto importante que nos limita. Cuando nos empeñamos en controlar todo, también ponemos muros y aun así nos angustiamos ya que es imposible que lo controlemos todo. El control es un síntoma que procede de los miedos. Aquel que quiere controlar todo consigue que todo se le escape, además de que el nivel de energía que emplea en ello hace que se agote. Nuestra sociedad nos educa hacia el control, no dejamos que las cosas sucedan o al menos lo pretendemos. Poder confiar, no tener que controlar es un gran alivio.

En el mundo actual tendemos a construir pocos puentes y muchos muros elaborados fundamentalmente sobre el miedo. ¿Por qué unas personas tienen que protegerse de otras?

“Nos pasamos media vida levantando muros y la otra media intentado derribarlos”. El Roto.

La comunicación esencial.

NI ME EXPLICO, NI ME ENTIENDES – Xavier Guix.

Conocí a Xavier en el máster que estoy realizando este año sobre Ecología Emocional y me enganchó rápidamente. Me llamó la atención como transmite, la pasión que pone al hablar y su gran conocimiento del ser humano, así que cuando vi este libro hace unas semanas no dude en comprármelo. Hoy os lo recomiendo tras haber finalizado su lectura.

Es un libro ameno y práctico que trata sobre la comunicación humana. Comunicar ideas y sentimientos es algo tan inherente a las personas que a menudo lo damos por supuesto. Pero si miramos a nuestro alrededor con atención, nos damos cuenta de que la mayoría de los problemas cotidianos de las personas, grupos y organizaciones están relacionados con la comunicación.

Cuando las relaciones andan bien todo va bien, pero cuando van mal se traducen en dificultades de comunicación y es entonces cuando empezamos a plantearnos porque es tan difícil entenderse.

Espero que os guste y que os animéis a comentar lo que os sugiere.