Haiku

En japonés «espíritu de shasei» que significa «reflejar lo que uno presencia».

Un haiku -decía Bahsô- es lo que ocurre aquí y ahora. No intenta explicar la realidad, ni teorizarla. El haiku no transforma el mundo, te pone en contacto con él, te introduce en él.

El haiku no está hecho para meditar, porque para él «lo sagrado» no es algo para comprender , sino para sentir. El haiku contempla. «Contemplar» es mucho más que mirar intensamente, es estar.

Todo puede ser digno de un haiku.

Es por eso que escribir haiku es una vía, un entrenamiento del «yo». Un despertar de los sentidos,de atención, de naturalidad, de autenticidad, de paciencia, de desprendimiento,.

Los maestros de haiku nos enseñan que el poeta debe eliminarse de su poesía para que sus versos capten la esencia dinámica y limpia de la realidad. Lo que importa es lo que está fuera del hombre y no lo que sucede dentro.

Si no acallamos nuestro interior permaneceremos ajenos a la realidad que nos rodea.

Aqui os dejo un haiku:

Noche sin luna.
La tempestad estruja
los viejos cedros.

Matsuo Basho

Land art 50.jpg

 

 

Anuncio publicitario

La estupidez emocional

Según nos cuenta Carl Alasko, psicoterapeuta especializado en parejas y familias desde hace más de veinte años, la estupidez emocional siempre implica una manipulación de la verdad y una distorsión de la realidad.

Es fácil entender por qué la usamos en tantas de nuestras relaciones,ya que sirve a los propósitos de la persona que la usa, entre otras cosas, para:

  • Sacar algún provecho, ganar poder o mejorar el estatus.
  • Parecer mejor o más listo y burlar a la competencia.
  • Evitar conflictos y confrontaciones desagradables.
  • Encontrar el camino más rápido y fácil hacia la seguridad y la gratificación.
  • Evitar tener que asumir la responsabilidad cuando algo falla.
  • No sentir las emociones negativas de ansiedad, ira, dolor y miedo.

Pensar que funciona realmente es el error. La gestión adaptativa iria enfocada a ver más allá de la recompensa inmediata que nos proporcionan las soluciones fáciles y los comportamientos manipuladores y entender lo que realmente necesitamos.

Si conseguimos llegar a definir cuáles son nuestras necesidades esenciales, el engaño, la distorsión de la realidad y la manipulación de la verdad empiezan a desaparecer. Post a post iremos descubriendo diferentes formas de hacerlo.

¿Lo intentamos?

stop

Lo fundamental, pensar por sí mismos

SOLO ES EL PRINCIPIO – Dirigida por  Pierre Barougier y Jean-Pierre Pozzi.

solo-es-el-principio-cartelUn documental interesante sobre como ven los niños de cuatro años áspectos fundamentales de la vida.

A lo largo de un curso, sentados en un círculo alrededor de una vela encendida, con ayuda de su maestra Pascaline, aprenden a expresarse, a escucharse mutuamente y a conocerse mejor. Entre todos hacen filosofía, reflexionan sobre temas importantes, a menudo olvidados en nuestra sociedad.

Los niños hablan con sus propias palabras, llenas de espontaneidad, humor, lógica y poesía.