Una de Mándalas.

¿Sabéis que son? ¿Para que se utilizan? hoy vamos a adentrarnos un poquito más en el mundo del Mándala.

Inspirados en la naturaleza los mándalas reproducen sus simetrías y colores en una estructura con forma de círculo. El Mándala es un círculo «mágico» con efectos relajantes que actúa sobre nosotros armonizando nuestro mundo interior con el exterior. Ha sido usado durante muchos años para ilustrar la totalidad y la verdad.

Algunos autores como Carl Jung hablan de ellos como la representación de la totalidad de la mente.

Actualmente tiene tantos usos como personas hay en el mundo. Uno de los más frecuentes es utilizarlo como recurso educativo de pensamiento ya que mediante el dibujo y el color se desarrollan la parte cognoscitiva, afectiva, social y psicomotora. También es un elemento muy conocido en técnicas como la arte terapia ya que facilita la concentración y el aprendizaje.

En próximos post hablaremos de los elementos que lo forman y su significado. De momento aquí os dejamos un Mándala por si queréis colorearlo.

mandala

Anuncio publicitario

Ser consciente de la respiración.

Al practicar la plena conciencia aumento la concentración. Me libero de la falta de atención y de la dispersión mental viviendo plenamente cada minuto.

Una manera sencilla de ser consciente es a través de la respiración, ya que evita que tu mente se distraiga. Es el puente que conecta la vida a la conciencia, que une el cuerpo con los pensamientos.

¿Cómo hacerlo?

Inspira con suavidad y lentitud, sabiendo que estás inspirando. Luego saca el aire de los pulmones, sabiendo que estas exhalando.

Para poder ser consciente durante mucho tiempo debes observar continuamente tu respiración.

respirar el arte

El sonido de mi silencio

Hoy os propongo realizar el primer ejercicio de mindfulness.

Para ello recordar que debereis sentaros en una silla, los pies en contacto con el suelo y el resto del cuerpo con una postura equilibrada donde los músculos esten lo más relajados posible.

Cerramos los ojos y a continuación realizamos una respiración profunda, soltamos el aire. Asi hasta tres veces seguidas.

A continuación llevaremos la atención a la postura en la que nos encontramos. Repasaremos una a una las diferentes partes de nuestro cuerpo comenzando por los pies y llegando hasta la cabeza.

Al finalizar volvemos a respirar profundamente y poco a poco abrimos los ojos y volvemos a tomar contacto con el exterior.

1f6af23ada3478718d7c0ec21f4594f5

¿Evasión o Realidad?

La meditación es sinónimo de concentración y consciencia. Al sentarte siendo plenamente consciente, tanto el cuerpo como la mente pueden permanecer en paz y relajados. Este estado de paz y relajación es distinto al que logramos cuando dormimos o descansamos.

 Meditar aporta innumerables beneficios, entre ellos uno seria aumentar la capacidad de concentración. Esta capacidad de concentración se va a traducir en diferentes aspectos de la vida de la persona, desde su trabajo hasta cuestiones personales como tener menos pensamientos negativos o poderles hacer frente en momentos de estrés de forma adaptativa.

La meditación no es una evasión, sino un encuentro con la realidad. Al practicar el ser plenamente consciente estamos tan despiertos como cuando caminamos. Esto nos lleva a estar alerta.

Existen muchos ejercicios de meditación aunque inicialmente estos comienzan siendo atencionales. La persona tiene que dirigir su atención  a un estimulo que previamente se ha pactado y nada mas. De esta forma vamos a ir practicando y  favoreciendo la concentración a la larga.

En una sociedad como la actual donde hay tantos estímulos a nivel sensorial, poder potenciar el nivel de atención de una persona es sumamente interesante y facilita enormemente  conseguir los objetivos del día a día, relajarnos, disfrutar y en definitiva estar más centrados y ser más felices.

Cuando somos conscientes, escogemos percibir los detalles de nuestras experiencias tal y como se presentan, sin juzgarlos ni intentar modificarlos desde el primer momento. ¿Te animas a practicarlo?

what-is-mindfulness