Es tiempo de…

Por pausa navideña, me desconecto de tecnologías

Navidad 2018 .jpg

Todos somos uno

Un bello poema de Rolando Toro:

“La fuerza que nos conduce
es la misma que enciende el sol,
que anima los mares
y hace florecer los cerezos.

La fuerza que nos mueve
es la misma que agita las semillas
con su mensaje inmemorial de vida.

La danza genera el destino
bajo las mismas leyes que vinculan
la flor a la brisa.

Bajo el girasol de armonía,
Todos somos uno.”

manos y corazones

Creencias y Creaciones

Creo en el Espíritu,

no en las religiones.

Creo en la Equidad,

no en la política.

Creo en el Arte,

no en los artistas.

Creo en la Búsqueda,

no en los hábitos.

Creo en la Vida,

no en las definiciones.

Creo en la Creación,

no en la limitación.

Creo en la Conexión,

no en la separación.

Creo en el Protagonismo,

no en el victimismo.

Creo en los Seres Humanos,

no en las instituciones.

Creo en la Ciencia,

no en los cobardes y arrogantes.

Creo en la Honestidad,

no en el humo que muchos compran.

Creo en el Disfrute,

no en el entretenimiento del marketing.

Creo en la Alegría de estar vivo y compartir,

no en la euforia del éxito personal.

Creo que necesito dejar de sentarme a dividir la realidad

y que el Universo pide que contribuya con acciones a su Unidad.

Ignacio Asención.

61289_386734291408324_1696896533_n

La posibilidad de sobrevivir

¿Sabemos apreciar la riqueza de nuestra vida? ¿Somos conscientes de la cantidad de sucesos que han ocurrido para que estuviéramos aquí? La vida esta infravalorada.

Cuando hablamos de la familia, hablamos de nuestras raíces aunque ¿a que nos referimos realmente? ¿porque hay este enraizamiento tan potente?

Los genes de nuestra conexión familiar han sobrevivido, nuestros antepasados han traspasado su herencia genética a lo largo de los tiempos. Formamos parte de un tejido entrelazado a lo largo del tiempo y de la historia de los hombres.

Somos SUPERVIVIENTES y no lo valoramos lo suficiente.

Hoy comparto con vosotros un fragmento de Jostein Gaarder, escritor noruego, que nos habla de este tema:

«La posibilidad de que ninguno de tus antepasados muriera de niño, era una contra miles de millones (…). Porque no se trata únicamente de la peste negra, ¿sabes?, sino que, además, todos tus antepasados se hicieron mayores y tuvieron hijos, incluso durante las peores catástrofes naturales, e incluso en tiempos en que la tasa de mortalidad infantil era muy alta. Naturalmente, muchos padecerían alguna enfermedad, pero siempre se recuperaron. En ese sentido, has estado a un paso de la muerte cien mil millones de veces (…). Cada vez que han volado flechas por los aires, tus posibilidades de nacer han estado bajo mínimos. ¡Y , sin embargo, aquí estás, bajo el cielo, hablando conmigo! ¿Lo entiendes?»

Jostein Gaarder. (El misterio del solitario)

251c0b9d877b21dd2c695e15ee932fe3