Las hojas no caen

Las hojas no caen, se sueltan….
Siempre me ha parecido espectacular la caída de una hoja.
Ahora, sin embargo, me doy cuenta que ninguna hoja “se cae”
sino que llegado el escenario del otoño inicia la
danza maravillosa del soltarse.

Cada hoja que se suelta es una invitación a nuestra predisposición
al desprendimiento.
Las hojas no caen, se desprenden en un gesto supremo de generosidad
y profundo de sabiduría:
la hoja que no se aferra a la rama y se lanza al vacío del aire
sabe del latido profundo de una vida que está siempre en movimiento
y en actitud de renovación.

La hoja que se suelta comprende y acepta que el espacio vacío
dejado por ella
es la matriz generosa que albergará el brote de una nueva hoja.
La coreografía de las hojas soltándose y abandonándose
a la sinfonía del viento
traza un indecible canto de libertad y supone una interpelación
constante y contundente
para todos y cada uno de los árboles humanos que somos nosotros.

Cada hoja al aire que me está susurrando al oído del alma
¡suéltate!, ¡entrégate!, ¡abandónate! y ¡confía!.
Cada hoja que se desata queda unida invisible y sutilmente
a la brisa de su propia entrega y libertad.
Con este gesto la hoja realiza su más impresionante movimiento
de creatividad
ya que con él está gestando el irrumpir de una próxima primavera.

Reconozco y confieso públicamente,
ante este público de hojas moviéndose al compás del aire de la mañana,
que soy un árbol al que le cuesta soltar muchas de sus hojas.
Tengo miedo ante la incertidumbre del nuevo brote.
Me siento tan cómodo y seguro con estas hojas predecibles,
con estos hábitos perennes,
con estas conductas fijadas, con estos pensamientos arraigados,
con este entorno ya conocido…

Quiero, en este tiempo, sumarme a esa sabiduría,
generosidad y belleza de las hojas que “se dejan caer”.
Quiero lanzarme a este abismo otoñal que me sumerge
en un auténtico espacio de fe,
confianza, esplendidez y donación.

Sé que cuando soy yo quien se suelta, desde su propia
consciencia y libertad,
el desprenderse de la rama es mucho menos doloroso y más hermoso.

Sólo las hojas que se resisten, que niegan lo obvio,
tendrán que ser arrancadas por un viento mucho más
agresivo e impetuoso
y caerán al suelo por el peso de su propio dolor.

José María Toro

land art 27.jpg

Anuncio publicitario

Crear

«Ser creador implica reconocer que «aún no se nada, pero de repente me llegó la inspiración para el siguiente paso», y es sólo para el siguiente.

Por lo tanto, significa la entrega total a un movimiento, sin saber necesariamente hacia dónde vamos. Nos dejamos guiar de un instante al otro.

Esta entrega es veneración, la entrega total a un inmenso movimiento creador donde nuestros límites desaparecen y nos incluimos en este movimiento diferente. En este movimiento todo está bien, todo continúa.

Lo que resulta, cuando nos dejamos llevar por este movimiento, es Amor»

Bert Hellinger

18836667_1410328972346921_8672793436088758616_o.jpg

Creer es crear

A CLOUDY LESSON – Una historia de Yeti Xue para el Ringling College of Art Design.

cloudy.jpg

Una excelente historia convertida en un cortometraje de apenas dos minutos donde la creatividad y la imaginación son  protagonistas y donde poder extraer grandes aprendizajes sobre la vida:

Nunca hay una sola forma de hacer las cosas. Experimentar, probar, investigar otras formas nos ayuda a tener apertura mental y flexibilidad y se convierte en una fuente de enriquecimiento personal.

Los errores son parte del aprendizaje. Nos dan la oportunidad de buscar nuevas perspectivas y nos ayudan a sobreponernos a la derrota. Favorecen nuestra imaginación y nuestra capacidad de soñar y nos conectan con la humildad.

La interacción con otras personas nos enriquece. La empatía, confianza y apoyo de otras personas cuando nos equivocamos y volvemos a intentarlo es fundamental para motivarnos a la acción. También observar que cada persona aporta a otra y se nutre de ella de forma diferente. Somos piezas únicas y valiosas.

La automativación como motor de vida. Es importante ilusionarnos ante todo aquello que emprendemos, no abandonar tras un error supone entre otros aspectos valorar el esfuerzo y la constancia. Saber responder a la frustración es un recurso personal poderoso en estos tiempos que vivimos.

Os dejo con el corto, deseo que os guste, si quereis compartir vuestras opiniones sobre otros aprendizajes que os aporta la historia, estaré encantada de leerlas.

Ver cortometraje

 

La confianza educada

Interesante charla TED de Vicki Bernadet que quiero compartir hoy con vosotros y que trata sobre la importancia de aumentar la sensibilización, la prevención, la atención a diferentes colectivos como adultos, personas con discapacidad, niños y niñas víctimas de abuso.

Uno de cada cinco niños en España sufre abuso sexual antes de los 18 años y el 85% de los casos el depredador es una persona del entorno de confianza (familia, escuela, parroquia). Vicki explica que en primer lugar es urgente reconocer que este fenómeno existe y puede afectar a cualquier familia, y después hay que educar la confianza del niño.

 

¿Cuál es tu propósito?

Necesitamos un ¿para qué vivir? para darle sentido a nuestra vida. El propósito no es algo que se descubre, tú lo vas construyendo con tus acciones según vas evolucionando. A veces nos complicamos en la búsqueda de nuestro propósito cuando puede ser algo relativamente sencillo como aprovechar al máximo cada momento.

Aquellas personas que no tienen propósito de vida propio suelen volcar su propósito en los otros, viven para alguien. Esto les supone sentirse útiles y pasan a depender de otros para que se reconozca su valía. Suele convertirse en una relación toxica y nociva.

Es importante por tanto considerar la utilidad de nuestra vida. La vida esta para que la explotemos y la disfrutemos al máximo. Si no lo hacemos llegará el día en que no habremos aprovechado el tiempo que teníamos y lo habremos malgastado. Entonces ya no habrá marcha atrás.

Nos pasamos una buena parte de nuestra vida lamentándonos por lo que no ha podido ser, conformándonos con lo que podría haber sido. Queremos cosas pero no hacemos nada por conseguirlo, solo quejarnos.

La queja se convierte en un caldo de cultivo donde la coalición de afligidos se relaciona. ¿Este es tu propósito de vida? ¿Para eso estas aquí? ¿Vale la pena todo este sufrimiento y el tiempo que perdemos?

¿Qué puedes hacer tú por ti mismo? ¿Y por el mundo?

Yo estoy convencida de que muchas cosas, de hecho el mundo es mejor porque cada uno de nosotros le aporta algo, dejamos nuestra huella. A veces no somos conscientes del grado de influencia que tenemos en nuestro entorno. Si quieres conocer el tuyo pregúntate ¿que pasa si yo dejo de hacer esto?

Probablemente te sorprendas al contestarte y sea esta respuesta la que te de una buena inyección de optimismo y motivación para continuar hacia delante.

Confía en tus posibilidades.

Elementos clave en un proceso de coaching.

En el proceso de coaching se combinan una serie de elementos que son fundamentales en la obtención de los objetivos previstos inicialmente. Por supuesto hay muchos más que podríamos detallar pero vamos a fijarnos en los más destacados:

Generar un clima de confianza donde la escucha activa sea instrumento diferenciador.

Comprometernos mutuamente supone una alianza entre los dos agentes que intervienen, coach y coachee,  y por tanto asegura fluidez a lo largo del camino a recorrer.

Honestidad y sencillez van a garantizar confianza y motivación.

Facilitar el proceso para aumentar el nivel de conciencia del coachee a través de preguntas clave.

Barajar el mayor número de posibilidades por parte del coach no solo va a asegurar un desarrollo rico y diverso, sino que también facilitará el trabajo del coachee a la hora de establecer un plan de acción concreto.

Un proceso que procura enriquecer el modelo y mapa mental del coachee, incrementando su nivel de conciencia a la vez que su confianza para facilitarle el paso a la acción, que el mismo elija.

«El Coaching es el lenguaje universal del cambio y del aprendizaje».