El currículum oculto.

Este cómic de Francesco Tonucci nos permite reflexionar sobre situaciones frecuentes en la educación: ¿Qué errores educativos podemos observar? ¿Qué valores entran en juego?

Junto a los contenidos que se transmiten a los alumnos en clase existen una serie de elementos que transmitimos de forma no consciente y especificada mediante las actitudes, el lenguaje, la organización del aprendizaje,etc. Es lo que se denomina currículum oculto.

¿Qué ocurre cuando en la escuela no se forman las capacidades de toma de decisiones?

017Al cabo del tiempo no se sabe decidir.

¿Cómo adaptarse a cada profesor?

018Lo que uno valora puede ser opuesto a lo que otro valore. El aprendizaje de actitudes será enormemente dificultoso si no existe una coordinación.

Uno de los principales modos de transmitir valores y actitudes es desde las propias actitudes del docente. El niño aprende lo que ve.

Anuncio publicitario

Algo más que besos y abrazos.

Ayer tuve la oportunidad de comprobar que la solidaridad esta arraigada en los más pequeños de nuestra sociedad. Me encontraba en casa de unos amigos y charlando con sus hijos descubrí que no todo está perdido, su generosidad hacia los demás esta presente y hoy la comparto con vosotros.

Victoria me mostraba lo importante que es la amistad para ella con el siguiente dibujo.

Cuando me explicó que había dibujado, me acerco a un lugar donde los niños a través de la amistad se preocupan unos por otros y viven bajo un arcoíris de colores que les protege.

Borja, de 7 años me comentaba lo bueno que es ayudar a los demás cuando más lo necesitan, ya que cuando hacemos esto, entonces podemos disfrutar todos juntos.

El dibujo que me regaló habla de esto y lo muestra claramente.

Y Mencía que es la narradora del grupo me contaba la siguiente historia:

«Había una vez un niño que estaba solo en el recreo y todos sus amigos estaban jugando. Entonces uno le miró a los ojos y vio que estaba el niño muy triste.Se acercó a él y le dijo ¿Quieres jugar conmigo? El niño le dijo que si y luego todos se fueron a jugar juntos. Y el niño ya estaba contento».

Mencía me comentó que esto ha pasado alguna vez en su cole y que hay que estar atento por si algún niño esta triste para ayudarle. En su opinión no es suficiente querer a los demás dándoles besos y abrazos, hay que demostrar el cariño también estando pendiente de los demás y ayudándoles cuando más lo necesitan.

¿Qué más puedo añadir? Toda una lección la que aprendí ayer de estos tres pequeños que además me motiva para continuar con la ilusión de que nos espera un buen futuro.

El ejemplo, la mejor educación.

TE ESTOY VIENDO – Me estas enseñando como vivir, lo sepas o no.

Conductas, actitudes y equilibrio personal.

En cualquier sociedad hay un interés por que los ciudadanos que la conforman estén integrados en la misma y se interrelacionen. Para ello será necesario trabajar diversos aspectos del plano personal como las conductas y actitudes además del equilibrio personal.

La educación en valores persigue dotarnos de recursos para enfrentarnos a los retos que nos ira planteando la vida teniendo en cuenta el ámbito personal y social, sin olvidarnos del momento presente y la realidad que estamos viviendo.Entre estos recursos que vamos a desarrollar se encuentran una conducta y actitud solidaria.

La conducta a nivel emocional trabajará dos factores clave: las habilidades y los hábitos. Las habilidades, como el desarrollo de nuestro razonamiento, regulación de conflictos o toma de decisiones. Y los hábitos, convirtiendo esquemas de conductas constructivas en la forma usual de nuestro comportamiento, como por ejemplo el responder de forma asertiva.

A su vez la actitud solidaria a nivel emocional trabajará con tres factores clave: el cognitivo, afectivo y conductual. El cognitivo desarrollando ideas y adquiriendo conocimientos nuevos, para ello tendremos en cuenta las creencias. El afectivo trabajando las reacciones emocionales, teniendo presente  los sentimientos e intereses de la persona. Y el conductual promoviendo a la acción, observando las conductas actuales y las aspiraciones de la persona.

Los adultos tenemos un papel esencial en el proceso de interiorización de los valores, principalmente a través del ejemplo. Cualquier actividad que llevemos a cabo en nuestro día a día transmite unos valores, unas normas, unas actitudes que en el caso de los menores interiorizan y una vez integradas son ya la base de su personalidad.

Aquí os dejo un vídeo donde podréis observar la importancia del ejemplo que hemos comentado: