¿Por qué obedecemos?

Si echamos la vista atrás a nuestro pasado nos vamos a encontrar con barbaries que requirieron de la obediencia y colaboración de miles de personas. Cualquier país donde se declara una guerra ha servido para ver cómo pacíficos vecinos se convertían en enemigos que se odiaban y estaban dispuestos a matarse.

Stanley Milgram realizó un experimento donde una persona «el profesor» hacia una serie de preguntas a otras personas «los alumnos». Cuando fallaban la respuesta se le pedía que diera una descarga eléctrica cuyo voltaje iba ascendiendo hasta llegar a 450 voltios (las descargas eran simuladas el alumno no llegaba a recibir la descarga, aunque al profesor se le hacia creer que era real). El resultado del experimento arrojó el dato de que muy pocas personas eran capaces de desobedecer una orden a todas luces injusta. La mayoría de las personas son capaces de llegar a la barbarie meramente por obediencia.

En nuestra vida cotidiana estos son casos extremos aunque si que nos habremos encontrado en más de una ocasión con personas que hacen algo injusto escudándose en «yo soy un mandado» o «a mi me pagan por hacer esto».

¿Por qué obedecemos?

En gran medida porque existe una falta de hábitos de reflexión donde valorar las opciones y generalmente es mas facil dejarse llevar por lo que hace la mayoría.

En otras ocasiones existe una fuerte presión social hacia el conformismo «es lo que se espera de tí». Y tambien porque existen castigos que aguardan a los desobedientes y por tanto aparece el miedo.

¿Cómo desobedecer constructivamente?

Estamos tan acostumbrados a obedecer, que la mayoría de las personas se sorprenden al descubrir que a veces es necesario desobedecer para por ejemplo:

  • Liberarse de prejuicios. Generaremos entoncés el hábito de analizar las acciones por sus efectos reales no por una reacción emocional.
  • Vivenciar un ambiente que fomente la autonomía. Acostumbrandonos a tomar decisiones y a razonar sobre ello sin que intervengan los prejuicios.

Es bueno que desde pequeños nos acostumbremos a hablar, exponer y defender opiniones para que en el futuro estemos entrenados en defender nuestro propio punto de vista. Participar en debates y formar parte de estructuras donde vivenciar la continua toma de postura por ejemplo.

obedecer

Anuncio publicitario

Las 7 herramientas del AMOR.

Gerardo Schmedling las ha resumido de esta forma:

  • ACEPTAR, acepto que todo lo que ocurre es neutro y necesario.
  • ASUMIR, asumiré el resultado de mis decisiones y de mi experiencia de vida. Asumiré que mis pensamientos, sentimientos y emociones los genero yo mismo y no lo que sucede a mi alrededor, ni mucho menos lo que piensen, digan, hagan o dejen de hacer los demás.
  • ACTUAR, actuaré con total eficacia y serenidad ante cualquier circunstancia que se presente, dando lo mejor de mí en las labores que me corresponda realizar.
  • AGRADECER, agradezco todo lo que tengo y todas las situaciones difíciles y dolorosas, porque ellas son oportunidades que nos da la vida para aprender y hacer nuestro desarrollo espiritual.
  • VALORAR, valoro y disfruto intensamente todo lo que tengo y todo lo que hago. Reconozco que siempre tengo conmigo todo lo necesario, y valorándolo, desarrollaré la capacidad para disfrutar nuevas cosas y relaciones.
  • RESPETAR, respeto a todas las personas en sus ideas, costumbres, creencias, comportamientos y en su derecho a tomar sus propias decisiones.
  • ADAPTARSE, me adapto sin reservas al lugar donde me corresponde cumplir funciones para lograr en él una vida llena de satisfacciones.

e8d8439af4eca297fd82ffec90ab0bb7

¿Vaso medio lleno o medio vacío?

Un psicólogo en una sesión grupal levantó un vaso de agua, todo el mundo esperaba la típica pregunta: ¿Está medio lleno o medio vacío? sin embargo preguntó:

– ¿Cuánto pesa este vaso?

Las respuestas de los presentes variaron entre 200 y 250 gramos.

El psicólogo respondió:

El peso absoluto no es importante, depende de cuánto tiempo lo sostengo. Si lo sostengo un minuto, no es problema. Si lo sostengo una hora me dolerá el brazo. Si lo sostengo un día, mi brazo se entumecerá y paralizará. El peso del vaso no cambia, pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado, más difícil de soportar se vuelve.

Y continuó:

Las preocupaciones son como el vaso de agua. Si piensas en ellas un rato no pasa nada. Si piensas un poco más empiezan a doler, y si piensas en ellas todo el día acabas sintiéndote paralizado, incapaz de hacer nada.

Por lo tanto recuerda: ¡soltar el vaso!

vaso

Una llamada a la humanidad

Cuando estaba a punto de escribir este mes el post concerniente a la categoría «Mi huella Ecológica» recorde un bello fragmento de la película «El gran Dictador», protagonizada en 1940 por Charles Chaplin. Si no la habeis visto os la recomiendo, a mi me encantó.

Sobran las palabras ya que en apenas cuatro minutos queda dicho todo con respecto a la huella que podemos dejar en el planeta si sentimos mas y pensamos menos.

Como siempre de nosotros depende tomar la elección adecuada para hacer de esta vida algo libre y hermoso, una aventura maravillosa.

Os invito a escucharlo y si os animais a comentarlo:

Mi balanza se inclina

El ejercicio que hoy os propongo va a sernos muy útil a la hora de tomar conciencia sobre diversos aspectos de nuestra vida.

¡Comencemos!

Siéntate en una silla con una postura cómoda a la vez que erguida, los pies en contacto con el suelo, los músculos relajados y los ojos cerrados. Toma una respiración profunda y suelta el aire, hazlo así hasta tres veces seguidas. Y ahora imagina una balanza.

balanzaSitúa primero sobre uno de los platos, todas tus experiencias y sentimientos de anhelo, miedo, soledad, pena, dolor, desesperación, desdicha, aflicción y angustia. Todos tus momentos de crisis, de enfermedad, de desasosiego; todas las adversidades y conflictos, la preocupación, la tensión, la ansiedad, la desesperanza, la incertidumbre que hayas experimentado a lo largo de toda tu vida y que experimentes actualmente, en el caso de ser así.

Después coloca sobre el otro plato de la balanza todos los momentos que llamas de alegría o felicidad, que hayas experimentado a lo largo de toda tu vida y que experimentes actualmente: entusiasmo, pasión, gozo, amor, plenitud, bienestar, celebración, inspiración, belleza, seguridad, confianza, paz o energía.

Ahora observa los dos platos de la balanza y respóndete a tí mismo ¿hacia dónde se inclina la balanza? Tomate tu tiempo.

Una vez terminado el ejercicio, abre los ojos, toma un papel y un boligrafo y anota tus reflexiones sobre las siguientes cuestiones:

  • ¿Esta relacionada la manera en la que vives en el mundo con la inclinación de tu balanza?
  • ¿Cuál es tu estado «ordinario»  (aquel en que me encuentro la mayor parte del tiempo) en relación a la balanza?
  • ¿Qué es lo que suele hacer mi pensamiento?

Seguramente, al finalizar tu reflexión el ejercicio te haya ayudado a tomar cierta perspectiva sobre lo que esta ocurriendo.

La buena noticia es que nada es definitivo y en tu mano esta mejorar y transformar todo aquello que quieras.

¡Nunca es tarde!

¿Dependiente o Autónomo?

La dependencia emocional o de cualquier otro tipo es una dificultad que nos impide potenciarnos en nuestra autonomía.

Veamos los dos conceptos a los que nos referimos:

  • DEPENDENCIA, es una relación que se establece frente a algo: una persona, una cosa, una situación, y que implica actuar de determinada manera frente a ese algo, condicionando nuestra conducta, y hasta nuestra vida, hasta tal punto que se pierde la capacidad de decidir y de actuar sin su influencia, y se pierde la libertad y el dominio propio.
  • AUTONOMÍA, es la capacidad de actuar por uno mismo, de ser dueño de sí y de tomar las propias decisiones sin dejarse llevar. Significa tener ideas propias, criterios y valores y actuar en consecuencia. Se trata de actuar por propio convencimiento y por propia reflexión. Lo que significa estar abierto y ser dialogante a la vez que capaz de decidir por uno mismo

La dependencia es un elemento humano inevitable ya que forma parte de nuestra psicología, lo importante es saber enfrentarnos a ella y descubrir las causas por las que se produce para que estas no determinen nuestra vida.

Aspecto fundamental en ello es el autoconocimiento, una herramienta que debemos manejar sin juzgarnos para que resulte eficaz en este ejercicio de búsqueda y posterior toma de decisiones.

Nadie es perfecto ni debe esperar ser perfectamente autónomo de un día para otro aunque es conveniente conocer las tendencias propias. La autonomía al igual que la libertad es un proceso en el que trabajar toda nuestra vida.

«Cada uno de nosotros está en la tierra para descubrir su propio camino, y jamás seremos felices si seguimos el de otro»  James van Praagh. 

encadenados

Zanahoria, huevo o café

Hoy os traigo un relato que habla sobre como respondemos ante la vida cuando la adversidad llama a nuestra puerta.

Zanahoria, huevo o café

Una hija se quejaba con su padre acerca de la vida y se lamentaba de que las cosas no le salían bien. No sabía cómo hacer para seguir adelante porque sentía que desfallecía y se iba a dar por vencida. Estaba cansada de luchar y luchar sin obtener ningún resultado. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí tomó 3 ollas con agua y las colocó en el fuego. Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo. En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la última granos de café. Las dejó hervir. Sin decir una palabra, sólo miraba y sonreía a su hija mientras esperaba.

Su hija, esperó con impaciencia, preguntándose qué hacía su padre. A los veinte minutos su padre apagó el fuego. Sacó los huevos y los colocó en un recipiente, sacó las zanahorias y las colocó en un plato y finalmente colocó el café en un tazón.

Mirando a su hija, le pregunto: ¿qué ves? huevos, zanahorias y café le contestó ella.

La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias. Ella lo hizo y notó que estaban blandas. Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera. Después de quitarle la cáscara, observó que el huevo estaba duro. Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de una exquisita taza de la deliciosa bebida.

Sorprendida e intrigada la hija le preguntó: ¿Qué significa todo esto, padre? Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: ¡agua hirviendo! Sólo que habían reaccionado de forma diferente.

La zanahoria llegó al agua fuerte, dura pero después de pasar por el agua hirviendo se había hecho blanda y fácil de deshacer. Los huevos llegaron al agua siendo frágiles, su cáscara fina protegía su interior líquido, pero después de estar en el agua hirviendo se habían endurecido. Los granos de café, sin embargo, eran únicos después de estar en agua hirviendo habían cambiado el agua.

¿Cual eres tú? le preguntó a su hija.

zanahoriahuevoocafe

La importancia de tu mirada

Aquí os dejo un poema de Verónica Marengo acerca de como vemos las cosas. Me ha resultado aleccionador, ya me contareís que os parece.

SEGÚN COMO MIRES…

Según como mires al clielo será despejado o nublado.

Según como mires el sol te parecerá que quema o acaricia con su cálido fulgor.

Según como mires la nochegafas te parecerá negra o estrellada.

Según como mires el camino  te parecerá llano o espinado.

Según como mires a los demás te sentirás cerca o lejos de ellos.

Según como mires hacia delante será tu desánimo o entusiasmo.

Según como mires tu hogar lo veras pequeño o cálido y confortable.

Según como mires a tus afectos recibirás de ellos todo su cariño.

Según como mires tu vida,  serás FELIZ.

Verónica Marengo.

¿A qué esperas?

¿ESTÁS HACIENDO LO QUE TE APASIONA EN ESTE EXACTO MOMENTO? – Esta es la única manera de vivir una vida plena.

La influencia de la televisión.

Hoy hablaremos de George Gerbner experto investigador cuyos estudios se centran en los efectos de la televisión, como medio de comunicación de masas y en las consecuencias que tiene para las creencias, los valores y la cultura de una sociedad.

Los elementos esenciales de su planteamiento teórico son: la televisión se ha convertido en una parte importante de nuestra vida diaria, ese medio transmite una visión del mundo sesgada, que refuerza los valores convencionales y ello origina que las personas que ven con mucha frecuencia la televisión acaben teniendo una visión de la realidad no objetiva, sino parecida a la representada en la televisión a través de sus películas, anuncios o reality shows.

La televisión se ha convertido en la principal y más común fuente de cultura cotidiana de una población que, aunque sea diversa y heterogénea en cuanto a creencias o aficiones, comparte todos los días unos contenidos informativos similares. Nunca otro medio de comunicación fue compartido por una población tan amplia.

A continuación exponemos algunos de los resultados obtenidos por Gerbner en su investigación llevada a cabo entre 1975 y 1980 donde participaron 6020 personas:

– Se cultiva el mito de tvla clase media como modelo del perfecto ciudadano. En el contenido televisivo 7 de cada 10 personajes son de clase media.

– Los hombres sobrepasan a las mujeres en una proporción de tres a uno. Se presentan mayoritariamente roles tradicionales de género en la familia, el trabajo y en las relaciones románticas. Se fomentan los estereotipos: las mujeres suelen ser atractivas y afectivas, trabajan a las órdenes de un hombre y son más jóvenes que sus parejas, mientras que en los hombres predomina el poder y la lógica.

– Algunos segmentos de la población están infrarrepresentados: las personas mayores de 65 años (cinco veces menos de lo que correspondería por su tasa de población), los menores de 18 años, personas de otras culturas.

– Los televidentes pueden ver a la semana la vida y trabajo de 30 policías, 7 abogados y 3 jueces pero solamente un ingeniero o un científico.

– El delito en la programación televisiva es 10 veces más habitual que en la vida real.

Estos sesgos en la representación de la demografía, de los roles de género o de la violencia, pueden influir en una visión sesgada de la realidad, que fomenta los prejuicios hacia las minorías y la identificación con una clase media ficticia, así como el apoyo de medidas fuertemente represivas para evitar la inseguridad ciudadana.

Al mismo tiempo según los investigadores, en esos contenidos se fomentan unos valores convencionales muy orientados hacia las gratificaciones y el consumo, creando un conflicto entre las perspectivas de satisfacción material y de vida feliz y la realidad que viven las personas.

Lo más impactante son los resultados sobre el análisis de cultivo. Dependiendo de las horas diarias de televisión que veían los encuestados fueron divididos en televidentes ligeros (menos de 2 horas al día), medios (entre 2 y 4 horas al día) y duros (mas de 4 horas al día). Se observó que en la muestra de televidentes duros había mas mujeres, ancianos y jóvenes y personas sin estudios superiores, mientras que los televidentes ligeros eran, en su mayoría, personas de mediana edad, con estudios universitarios y renta mas elevada.

En todos los estudios realizados, la exposición a muchas horas de televisión hace disminuir las distancias entre personas más conservadoras y liberales. Se observa, una tendencia hacia la homogeneización en relación a favorecer la uniformidad de creencias y dirigirlas hacia las posiciones más convencionales. Este concepto lo definen los autores como la uniformidad de puntos de vista y de valores que la exposición a la televisión tiende a cultivar.

Como conclusión Gerbner comenta que es difícil creer que los efectos de la televisión son mínimos, estos efectos no son inmediatos aunque si es grave la influencia que la televisión ejerce a nivel social por el tipo de valores que transmite. Las tendencias dominantes en la programación televisiva podrían ser actualmente el verdadero crisol de la sociedad.

Échale risas cuando rompas con todo.

POR SER COMO ERES – Corto dirigido por Álvaro Fernández Armero y protagonizada por Alexandra Jiménez y  José Sánchez Orosa, se estrenó en España en 2010.

por ser como eresEn una discusión de pareja, ella le reprocha a él su manera de ser, a la que culpa de su inminente ruptura.

Un toque de humor para tratar una situación que se repite en más de una ocasión en la vida, con un final con un giro inesperado.

Un corto donde las emociones están a flor de piel y donde se camina de puntillas por otros temas fundamentales en la convivencia.

«A lo mejor no es justo decir que eres tú, puede que también sea yo, si puede ser. Pero soy yo por dejarte ser como eres»

Todo cambia en un instante.

VIVIR DE OTRA FORMA – Tomar conciencia, no aplazar nada en la vida y elegir ser feliz.

Mi vida son mis decisiones.

Hoy comparto con todos un texto de Pablo Neruda que habla sobre el principio de responsabilidad en nuestra vida. Todo lo que nos sucede da un resultado y este resultado yo decido vivirlo de una determinada manera, según mis creencias, por tanto estoy viviendo lo que he escogido vivir. No tanto en los hechos que me suceden, sobre los que no tengo poder de elección, sino en la manera de relacionarme con ellos. Siempre puedo vivir las cosas de otra manera distinta a la que elijo.

Muy relacionada con la responsabilidad esta por tanto la coherencia, nuestra vida es nuestra obra y solo nosotros podemos hacerla, nadie mas. Aunque recibamos múltiples influencias, facilitadores, condicionantes, etc.. solo tú decides que hacer con todo eso y darle sentido: esa es la elección.

Os dejo con el texto de Neruda: «TU ERES EL RESULTADO DE TI MISMO»

No culpes a nadie, nunca te quejes de nada ni de nadie porque fundamentalmente tú has hecho tu vida.

 Acepta la responsabilidad de edificarte a ti mismo y el valor  de acusarte en el fracaso para volver a empezar, corrigiéndote. El triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas del error. 

 Nunca te quejes del ambiente o de los que te rodean, hay quienes en tu mismo ambiente supieron vencer, las circunstancias son buenas o malas según la voluntad o fortaleza de tu corazón.

 No te quejes de tu pobreza, de tu soledad o de tu suerte, enfrenta con valor y acepta que de una u otra manera son el resultado de tus actos y la prueba que has de ganar.

 No te amargues con tu propio fracaso ni se lo cargues a otro, acéptate ahora o seguirás justificándote como un niño, recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan terrible para claudicar.

 Deja ya de engañarte, eres la causa de ti mismo, de tu necesidad, de tu fracaso. Si tu has sido el ignorante, el irresponsable, tu únicamente tu, nadie pudo haberlo sido por ti. No olvides que la causa de tu presente es tu pasado, como la causa de tu futuro es el presente.

 Aprende de los fuertes, de los audaces, imita a los enérgicos, a los vencedores, a quienes no aceptan situaciones, a quienes vencieron a pesar de todo.

 Piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo y tus problemas sin alimento morirán. Aprende a nacer del dolor y a ser más grande, que es el más grande de los obstáculos.

 Mírate en el espejo de ti mismo. Comienza a ser sincero contigo mismo reconociéndote por tu valor, por tu voluntad y por tu debilidad para justificarte. Recuerda que dentro de ti hay una fuerza que todo puede hacerlo, reconociéndote a ti mismo, mas libre y fuerte, y dejaras de ser un títere de las circunstancias, porque tu mismo eres el destino y nadie puede sustituirte en la construcción de tu destino.

 Levántate y mira por las montañas y respira la luz del amanecer. Tú eres parte de la fuerza de la vida. Nunca pienses en la suerte, porque la suerte es el pretexto de los fracasados.

 Pablo Neruda.

elecciones

Yo también soy coach.

Ayer dos amigos me han inspirado sobre que escribir en el post, por supuesto ellos no tienen ni idea. Ha sido suficiente compartir una mañana llena de ilusiones, vida y sobre todo proyectos vitales para animarme a escribir sobre ello.

Hoy en día y sobre todo con el tema de la crisis proliferan personas que se anuncian  a los demás como profesionales de gran experiencia sin serlo. Hay que tener mucho cuidado y ser precavidos cuando requerimos de estos profesionales, ya que no elegir el perfil adecuado puede ocasionarnos alguna que otra dificultad dependiendo de la disciplina que trate.

Un ejemplo es lo que ocurre con los coach. Abundan las tretas publicitarias, como programas de televisión, donde sus protagonistas alardean de habilidades que nada tienen que ver con las que se les suponen a estos profesionales, y que además ni siquiera están cualificados para ejercer dichos perfiles. Todo vale con tal de «vender» o de obtener más audiencia.

Esta profesión es mucho más.Tengo la gran suerte de compartir experiencias con amigos que la ejercen y a los que les apasiona, que día a día me transmiten precisamente de que se trata y puedo afirmar que nada tiene que ver con estas absurdas tretas publicitarias.

Un coach, entre otras, debe dominar las siguientes habilidades:

Habilidades de comunicación. Capacidad de escucha, habilidad para transmitir ideas y para dar feedback, mientras demuestra interés por el diálogo.

Flexibilidad. Adaptación al cambio y visión estratégica. Todo proceso de coaching implica aprendizaje y todo proceso de aprendizaje supone abordar cambios.

Inteligencia Emocional. Aspectos que potencian el autoconocimiento,  y dominio de la gestión adaptativa de las emociones.

– Empatía. Sentir interés por el otro, que sea capaz de asomarse a la otra persona, entendiendo su punto de vista desde su misma óptica.

Honestidad. Integridad, credibilidad, responsabilidad para interactuar con las personas de forma sincera, recibir confidencias, sabiendo lo importante de mantener siempre la confidencialidad.

– Actitud positiva. El optimismo y la confianza son imprescindibles para ver el potencial de las personas y para hacer que estas a su vez lo puedan ver.

camino

El coach trabaja por y para la persona y pone en marcha un proyecto de dimensión humana que se realiza «a medida».Los coachs se convierten en artesanos de su propio taller en el que trabajan el cambio, pero no a base de recetas o soluciones. Es el propio destinatario del proceso, el mayor experto en su propia vida y en su trabajo por lo que la herramienta que el coach utiliza es el autodescubrimiento. El coach estimula, orienta y facilita la identificación de tus recursos, habilidades y fortalezas que te ayudaran a conseguir los resultados que pretendes.

Por tanto si te estas planteando que necesitas de los servicios de un coach, lo mejor es que  te dirijas a una institución donde te puedan garantizar que te pueden proporcionar a una persona que esta certificada y posee la experiencia necesaria para trabajar en tu proceso, de esta forma tendrás garantizada la rigurosidad y calidad que requiere el mismo.

Modelos de vida que también se «venden»

Hace algunos años se desarrollo un experimento en una proyección de cine. Se insertaron fotogramas concretos entre los propios de la película en los que se invitaba a consumir una marca concreta de bebida. El fotograma ocupa tan poco tiempo en la pantalla que las personas que estaban en la sala no eran conscientes de que lo habían visto aunque su cerebro si había recibido la información. Al salir de la proyección  los resultados en el consumo de dicha bebida fueron espectaculares, daba miedo. Inmediatamente se procedió a regular, prohibir y castigar con leyes internacionales este tipo de publicidad.

Esto es lo que actualmente conocemos como publicidad subliminal, por debajo del límite de la consciencia. Consiste en emitir mensajes sin que el receptor sea consciente de que se emiten y mucho menos de que los recibe. Algo parecido ocurre con algunas informaciones que aparecen en anuncios y campañas publicitarias.

manipulacionCuando estamos ante un anuncio nos «venden» no solo el producto sino los lugares donde hay que pasar el tiempo libre, la ropa que hay que llevar, la clase social a la que esta bien pertenecer o parecerse, el tipo de relación que debemos establecer con los demás, las aspiraciones en las que podríamos pensar, etc. Lo mismo ocurre con el puesto deseable en los anuncios de ordenadores, la casa ideal en un anuncio de papel higiénico, etc. todos estos elementos conforman una serie de mensajes que no se consideran conscientes pero existen como tales. Toda una serie de deseos, necesidades y expectativas que aparecen ante nuestros ojos y ante los que no nos podemos defender puesto que estamos decidiendo si vamos a comprar o no el producto que protagoniza el anuncio.

Es necesario ser conscientes de estos mensajes que se nos envían de forma sutil para poder ser libres a la hora de tomar decisiones.

Y todavía más necesario es supervisar las horas que nuestros menores pasan delante del televisor ya que en nuestra sociedad actual los medios de comunicación transmiten actitudes, patrones de pensamiento, emociones y estilos de conducta.  Un niño no necesita a nadie que le enseñe a ser violento si descubre que hay héroes en la televisión, por ejemplo, que realizan conductas violentas y son premiados por ello. Nos encontramos con una fuente de aprendizaje de conductas poco adecuadas

Este aprendizaje por observación no se limita a la adquisición de conductas concretas y especificas, sino que también permite la adquisición de reglas, conceptos, estrategias de selección y procesamiento de la información.

Por tanto es fundamental el papel de la familia y la escuela para proporcionar oportunidades de aprendizaje y recursos que compensen la influencia de estos medios en el menor. Y al igual que en ellos ocurre podemos utilizar sus personajes favoritos para enseñarles aquellas conductas que nos parezcan más apropiadas o algo mucho más efectivo: educar con el ejemplo. Comportarnos delante de ellos como queremos que se comporten en un futuro cuando sean adultos.