Intencionalidad para contribuir positivamente

Con el post de hoy quiero reconocer y apreciar esta realidad en nuestra comunidad, la intencionalidad que se expresa para contribuir positivamente al momento que estamos transitando.

Por lo que estoy observando estos días el distanciamiento social no esta consiguiendo aislarnos, y hemos encontrado nuevas formas de llegar a los demás, de profundizar nuestras conexiones. Existe distancia física aunque esto no significa que nos distanciamos del cuidado, la bondad y del amor a los demás.

Nuestras capacidades innatas, como el impulso de cooperar esta vivo en estos días. Nuestra humanidad florece para conectarnos de nuevo a nivel profundo, y nos invita a responder, a actuar.

Algunas organizaciones, personas, profesionales ofrecen su apoyo con la prestación de servicios gratuitos:

Ahora más que en cualquier otro momento tenemos una mayor urgencia y una mayor oportunidad para conectar a todas las personas, trabajar juntos e imaginar y construir un mundo solidario.

Gracias

pexels-photo-220066

Privilegios = Desigualdad

Oímos hablar mucho sobre como la desigualdad social genera discriminación mediante la cultura del privilegio, un conjunto de prácticas sociales en las que se percibe como natural que ciertos grupos disfruten de los derechos que se les niegan a otros.

Tomar conciencia de tus privilegios no te hace necesariamente más empático con otros seres humanos.

Hoy os comparto un video de un profesor que está impartiendo clase a sus alumnos. Con un simple ejercicio les hace tomar conciencia de sus privilegios con respecto al resto del grupo, de sus ventajas y de cómo estas no tienen que ver con nada que hayan hecho por si mismos. Con cierta sutileza en este ejercicio fomenta la humildad, ayuda a sus alumnos a conocer el lugar que ocupan en la sociedad y cómo eso afecta los demás.

Una lección magistral, me encantará conocer vuestras opiniones.

¿Y nuestra humanidad?

Hoy comparto una conmovedora historia contada por Melissa Fleming en una charla TED, un espacio donde se comparten ideas dignas de difundir.

Una historia que nos traslada a cuando la gente se lanza al mar en búsqueda de seguridad. una historia real y que merece ser escuchada. Y sobre todo, una historia que nos hace cuestionar nuestra humanidad. Del latín humanitas, definida como «sensibilidad, compasión de las desgracias de otras personas».

¿Por qué han de pasar personas por todo esto?

¿Por qué se está haciendo tan poco para parar las guerras, la persecución y la pobreza?

¿Podemos aprender de lo ocurrido y luchar por un mundo en el que la VIDA importe?

Os invito a ver el video y reflexionar (Para verlo con subtítulos en castellano debes pinchar en el enlace que aparece en la parte superior: The refugee….)

Estrategias asertivas.

Giorgio Nardone propone unos pasos esenciales para dialogar estratégicamente de manera asertiva acabando con los diálogos fracasados, que se basan en puntualizar, recriminar o echar en cara:

  • Preguntar antes que afirmar.
  • Pedir confirmación antes que sentenciar.
  • Evocar antes que explicar.
  • Utilizar la capacidad de expresar lo que sentimos, más que intelectualizar y ceñirse a los porqués.
  • Actuar antes que pensar, orientarse a la acción, traducir en hecho y no encerrarse en discursos inacabables.

Os animo a ponerlos en práctica y compartir posteriormente, aquí en el blog, los resultados obtenidos.

asertividad

 

¿Empatizamos?

La empatía, un término muy de moda en nuestra vida cotidiana.

La capacidad para empatizar con los sentimientos de los demás es una competencia a entrenar, todos la tenemos aunque debemos aprender a hacerlo correctamente.

Aquí os dejo una serie de pautas que nos ayudarán bastante a empatizar con el otro:

  • Cuando alguien te cuente algo que le ha pasado, escúchale.
  • Mírale a los ojos la mayor parte del tiempo y anímale con la cabeza.
  • Observa cuando te habla su tono de voz, sus gestos, la expresión de su cara, la postura.
  • Imagina lo que el otro está sintiendo: enfado, tristeza, alegría, etc.
  • Trata de comprender por qué le pasa esto. Por qué se siente así.
  • Trata de ponerte en su lugar, de sentir sus sentimientos.
  • Piensa en la manera de decirle que te alegras o que lo sientes.

Y otras para facilitar al otro a que empatice contigo:

  • Expresa a los que te rodean, sobre todo a aquellos que te merecen más confianza lo que te está pasando y la necesidad que tienes de que alguien te comprenda.
  • Muéstrate acogedor si alguien se acerca para interesarse por ti.
  • Imagínate el esfuerzo que está haciendo el otro por acercarse a ti y comprenderte, valóralo.
  • Muestrale agradecimiento por todo cuanto haga por comprender tus sentimientos

Es importante recordar que no lo lograremos si nos mantenemos cerrados a la comunicación, por ello hay que aprender a facilitar a los otros el camino para que conozcan lo que nos pasa y puedan ayudarnos.

¿Cómo te sientes al ver que alguien te quiere ayudar en una dificultad?

Los vinculos definen la calidad de la relación

PADRES BRILLANTES, MAESTROS FASCINANTES – Augusto Cury.

padres-brillantes-portadaPresenta unas premisas básicas para llegar a convertirnos en esos padres o maestros que dejan verdadera huella en sus hijos y alumnos. Personas que utilizan la creatividad, la emoción y la afectividad en el arte de educar.

Comenta también algunos de los resultados sorprendentes y esperanzadores que se han originado en algunas de las escuelas donde se han puesto en marcha estas buenas practicas.

Es un libro corto y fácil de leer, con un estilo coloquial y ameno, que presenta una visión crítica pero esperanzadora del mundo de la educación actual.

¡Os lo recomiendo! espero vuestras opiniones.

Hacer cada vez más pequeña la ESTUPIDEZ

ELEGIR NUESTRA ACTITUD ANTE LO QUE SUCEDE EN EL MUNDO – A partir del respeto podremos construir el amor.

¡No! ¡Sí!

En la era de la información, de internet, la educación 2.0. y los medios de comunicación uno de los conflictos más generalizado es el de las relaciones entre dos generaciones: los jóvenes y los adultos.

La pretensión de que jóvenes y adultos hablan diferentes lenguajes y que por eso es imposible que se entiendan nace de una posición estrecha y de poca apertura ante las relaciones humanas. En general la comunicación tiene sus dificultades y según nos vamos conociendo y entrenando mas, vamos superándolas.

Hay personas que utilizan métodos que dificultan aun mas la comunicación como por ejemplo suponer siempre que una conversación no va a servir para nada, utilizar recursos que bloquean y dificultan la relación como el volumen de la voz, un lenguaje despectivo, gestos agresivos, etc. y la incapacidad para ponerse en el lugar de la otra persona y entender lo que dice, piensa o siente.

No consiste en ver quien gana sino en como ganamos ambos, el éxito es el beneficio mutuo. En las relaciones intergeneracionales es más inteligente la cooperación a la hora de comunicarnos con el otro.

Y para muestra un botón.

Mi monstruo del enfado.

El monstruo del enfado dibujado por Mencía

Algunos os preguntareis ¿qué es mi monstruo del enfado? Mencía, de 7 años de edad, nos lo explica:

«Es la historia de un niño que estaba en su habitación muy enfadado porque sus amigos se habían reído de él. Estaba tan enfadado, tan enfadado que empezó a destrozar la habitación y en vez de decir palabrotas, tenia un monstruo del enfado dentro de su cuerpo que hablaba por él.

Cuando apareció su papá en la habitación, le preguntó al niño que le pasaba y él se lo contó, así que el monstruo desapareció y también el enfado».

La historia que nos ha contado Mencia trata de hacer entender a los niños de su edad que la dificultad de expresar sentimientos es como un monstruo que crece en el estomago y les hace encontrarse mal, mientras que si cuentan a alguien que les pasa el monstruo se va haciendo pequeño hasta que finalmente desaparece.

La expresión de nuestros sentimientos tiene que ver con nuestra salud emocional. En la medida que contamos lo que nos pasa somos capaces de buscar soluciones a los conflictos, por eso reconocer nuestras emociones es tan importante.  El conocimiento de sus propias emociones, que siente y como lo expresa, llevara al niño a conocer también las de los demás y esto favorecerá entre otros aspectos su empatía.

La toma de conciencia emocional es la primera de las competencias emocionales y la que hace posible las demás, por eso es tan importante trabajarla desde pequeños.