Espacios de asombro saludables

Japón tiene baños de bosque, Corea tiene bosques curativos. Se ha demostrado que el tiempo en la naturaleza nos hace más saludables, felices y creativos. ¿Cómo pueden las ciudades crear espacios de asombro y restauración, y cómo pueden las personas sentirse inspiradas para pasar más tiempo en ellos?

Florence Williams nos lo cuenta en este video que os comparto. Es escritora independiente de National Geographic y muchas otras publicaciones. Su trabajo se centra en el medio ambiente, la salud y la ciencia. Actualmente está trabajando en un libro sobre la naturaleza y el cerebro.

Nos cuenta ,entre otros, aspectos interesantes del Shinrin Yoku o baños de bosque (forest bathing)

Anuncio publicitario

Una sinfonía natural

El silencio del mundo natural es una sinfonía constante y maravillosa. A través de los baños de bosque podemos aprender de nuevo a escuchar el paisaje, sintonizando con el mundo natural, reconectando con él. Cuando nos «sumergimos» en la naturaleza, nos encontramos un paisaje acústico reparador que nos transmite una buena dosis de energía, mejorando nuestra salud.

Un grupo de investigadores de la Brighton and Sussex Medical School (Inglaterra) que estudian las conexiones entre el cerebro, el cuerpo y el ruido de fondo examinaron que sucedía en el cerebro de las personas cuando escuchaban una serie de sonidos de entornos naturales y artificiales. Se monitorizó su frecuencia cardiaca para ver como les afectaba al sistema nervioso, a la tensión arterial, al metabolismo y la digestión. Los resultados demostraron que cuando los participantes oían sonidos artificiales, centraban la atención hacia el interior, aspecto que se asocia con el aburrimiento y los pensamientos obsesivos. Cuando oían sonidos de la naturaleza, dirigían la atención hacia el exterior. Los sonidos naturales reducían la actividad del sistema nervioso simpático y aumentaban la del parasimpático, lo que indicaba más relajación.

El placer de sumergirse en un entorno acústico verde, ya sea física o virtualmente mediante la grabación sonora, tiene un efecto saludable. Sus sonidos combaten el estrés, ayudan a concentrarse y nos transmiten alegría y felicidad. Si no puedes salir hoy a dar un paseo por la naturaleza y a disfrutar de su sinfonía puedes encontrar en internet algunas webs interesantes:

http://www.donothingfor2minutes.com

https://www.canto-pajaros.es

http://rainfor.me

http://www.naturesoundmap.com

http://rainyscope.com

 

Shinrin Yoku

El Shinrin Yoku o práctica de «bañarse en el bosque» nace en Japón en 1982 cuando el director de la Agencia Japonesa de Bosques sugirió que «bañarse en el verde proporcionaba beneficios muy poderosos para la salud de aquellas personas que lo practicaban regularmente». Consistía en una práctica que favorecía un estado de relajación mental y físico para una población urbana sometida a niveles intensos de estrés.

Los sonidos del bosque, el olor de los árboles, la luz del sol a través de las hojas y la brisa del viento en la piel son responsables de una sensación de bienestar que rápidamente lleva a estudiar los beneficios que está practica aporta. Se descubre, entre otros aspectos, que eleva de forma natural nuestras defensas, nuestro sistema inmunitario y reduce la presión arterial a la vez que aminora el ritmo cardiaco. Promueve la serenidad, mejora el estado de ánimo y reduce los niveles de estrés ya que baja los niveles de cortisol. El contacto con la naturaleza nos devuelve nuestra energía y vitalidad.

¿Cómo practicarlo?

Basta con pasear por una zona verde para disfrutar del Shinrin Yoku, es esencial no tener prisa y poner toda nuestra atención en respirar, observar, absorber el bosque a través de los sentidos. Solamente «estando» en la naturaleza, reconectando con ella.

Desde sus inicios en Japón, los baños de bosque han ido extendiéndose por todo el mundo practicándose hoy en día en multitud de países como: Estados Unidos, Italia, Canadá, Alemania, Costa Rica, Reino Unido, Francia o España. ¡Os recomiendo vivir la experiencia si aún no lo habéis hecho!

Lo ideal es practicar el Shinrin Yoku con un profesional especializado que guíe el paseo (Guía certificado en Forest Therapy). Aquí os dejo un enlace para que podías localizar el más próximo a la zona en donde os encontrais en este momento  http://www.natureandforesttherapy.org/find-a-guide.html

 

1nivoB.jpg