Ese gran aliado… el magnesio

Antiguamente abonábamos los campos y los cultivos con estiércol. Actualmente, los abonos sintéticos carecen de magnesio; por lo que no está en nuestra cadena alimentaria y sufrimos las consecuencias de su ausencia.

El magnesio refuerza el músculo cardíaco, favorece su trabajo y también frena la inflamación prostática. A continuación os presento algunos alimentos que contienen este magnifico mineral:

  • Chocolate negro puro.
  • Pescados: arenque, bacalao, carpa, lucio, rodaballo, salmón, sardinas y trucha.
  • Aves: pavo y pollo.
  • Cereales, copos de centeno, de avena integrales, germen de trigo, harina de centeno, harina de trigo integral, sémola de avena.
  • Fruta: frambuesas, higos, kiwi, papaya y platano.
  • Hortalizas: alcachofas, boniato, brócoli, judias verdes, puerros, repollo y remolacha.
  • Frutos secos: almendras, avellanas, nueces, pistachos y sésamo.
  • Legumbres: alubias, garbanzos y lentejas.

Os animo a incluir el magnesio en vuestra dieta, estos son algunos de los beneficios que obtendréis:

  • Regula el ritmo cardíaco.
  • Ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre.
  • Mejora las funciones intestinales.
  • Interviene en el equilibrio hormonal disminuyendo los dolores premenstruales.
  • Ayuda a neutralizar el ácido estomacal.
  • Nos ayuda a regular la temperatura corporal.

Si quereis ampliar información sobre este mineral os recomiendo la lectura de la entrevista que hicieron a Ana María Lajusticia, química especialista en magnesio, en La Contra de La Vanguardia el 23 de octubre de 2013.

magnesio

Anuncios