Dos amigos

Dice una leyenda árabe que dos amigos viajaban por el desierto. En un determinado punto del viaje discutieron, y uno le dio una bofetada al otro. El otro, ofendido, sin nada que decir, escribió en la arena: HOY, MI MEJOR AMIGO ME PEGO UNA BOFETADA EN EL ROSTRO.

Siguieron adelante y llegaron a un oasis donde resolvieron bañarse. El que había sido abofeteado y lastimado comenzó a ahogarse, siendo salvado por el amigo. Al recuperarse tomo un estilete escribió en una piedra: HOY, MI MEJOR AMIGO ME SALVO LA VIDA.
Intrigado, el amigo preguntó: ¿Por qué después que te lastimé, escribiste en la arena y ahora escribes en una piedra?

Sonriendo, el otro amigo respondió: «Cuando un gran amigo nos ofende, deberemos escribir en la arena donde el viento del olvido y el perdón se encargaran de borrarlo y apagarlo; por otro lado cuando nos pase algo grandioso, deberemos grabarlo en la piedra de la memoria del corazón donde viento ninguno en todo el mundo podrá borrarlo».

 

Land art 60

Anuncio publicitario

Ver el amor

Hoy os comparto este vídeo donde podemos escuchar a Valarie Kaur  definiendo el amor como revolucionario, cuando lo vertimos en tres direcciones: hacia los demás, hacia nuestros oponentes y hacía nosotros mismos.

¡Interesante reclamar el amor como una ética pública! Una forma más profunda de liderar con AMOR, en un momento como el actual. Porque el amor es más que un sentimiento: el amor es un dulce trabajo que puede ser modelado, enseñado y practicado.

Culpa y Responsabilidad

Un tema interesante que el actor Will Smith ha traído a la red con este video:

Ante una situación difícil que origina sentimientos y emociones intensas a veces nos quedamos «atrapados» en la culpa y esto nos impide continuar hacia adelante. Se nos ha educado en que la persona culpable es la responsable y que la persona ofendida, que no siempre es víctima, no debe hacer nada más que esperar a que este dé el primer paso: pedir disculpas.

Nos han hablado más de cómo se ha de reparar una ofensa que de los pasos que puede hacer la persona ofendida para librarse de ese peso. Conceder el perdón puede ser a veces muy difícil, casi más que pedirlo. Perdonar es un signo de fortaleza que ademas no es incompatible con la justicia. Nos ayuda a aligerar nuestro equipaje de ofensas, rencores, temas pendientes y nos permite avanzar.

Es una forma de asumir la responsabilidad sobre nuestra vida, dejar de centrarnos en la culpa y errores de la otra persona y atender a nuestros propios puntos de mejora. Dejar de buscar excusas y pretextos para justificar nuestros resultados, o la falta de ellos, y cambiar nuestro punto de observación.

Asumir la responsabilidad de nuestra vida no es fácil ni cómodo, supone pasar a la acción y ser sus protagonistas. Supone abandonar nuestra zona de comodidad y transitar el territorio de la incertidumbre. Debemos mirar hacia adelante cargando tan sólo con los aprendizajes útiles para mejorar nuestra vida, soltando lastre.

«Sea cual sea nuestra experiencia del pasado, podemos controlar nuestra dirección hacia el futuro» Lou Marinoff

Recuerda, tu tienes la respuesta.

Cuando empezar a conocer es empezar a comprender.

NEBRASKA – Dirigida por Alexander Payne y protagonizada por Bruce Dern y Will Forte. Cinco moninaciones a los Globos de Oro.

nebraskaUna película que recomiendo y que trata diversos áspectos clave en las relaciones humanas.

Por un lado los prejuicios que tantas puertas nos cierran y que minuto a minuto en la película se van disolviendo y transformando en empatía a través de la comprensión.

Por otro, la relación de autenticidad que se establece entre los protagonistas y que les lleva a una disposición de apertura, una vez desactivada la función bloqueadora de los juicios personales.

Una bellisima historia sobre las relaciones que se establecen entre padres e hijos y todo lo que gira alrededor: herencias, pesares,… y por encima de todo el perdón y el amor incondicional.