Las mareas de la comprensión

Los niños estaban sentados cerca del mar, observando las olas del océano desde el precipicio y escuchando la dulce voz de la Abuela que hilaba un cuento. La Abuela les mostró los sonidos de las mareas que vivían dentro des las conchas de su cesto, contando a los pequeños cómo las conchas habían enseñado a la Tribu Humana a escuchar a sus sentimientos.

Uno de los curiosos pequeños preguntó algo, y la Abuela respondió llevando al grupo a la orilla. A lo largo del camino ella hizo que cada niño recogiese una flor. Después, La Anciana pidió a los niños que lanzaran sus flores al mar, explicando que los sentimientos de cada uno serían enviados al mundo, pero que un día volverían a ellos.

Los niños miraron cómo unas flores se ahogaban, otras se revolcaban en la tierra, y algunas, que no se habían lanzado bastante lejos, quedaban en la arena esperando que la marea ascendente se las llevara. La Anciana explicó que, al igual que las flores en la orilla, los buenos sentimientos debían ser lanzados lo bastante lejos en los mares de la vida para que fueran compartidos, ya que, en caso contrario, los sentimientos no podrían volver a ellos como bendiciones. Las flores que se ahogaron representaban los malos sentimientos que debían ser purificados por lágrimas saladas. La Abuela explicó que los sentimientos destinados a herir a los demás no debían ser enviados al mundo porque éstos, también volverían finalmente al que los había enviado. Las flores que montaron en las cimas de las olas representaban la imagen poderosa de todos los sentimientos de la vida. Estos sentimientos reflejaron la risa y las lágrimas que eran compartidos con otros. Estos sentimientos compartidos fluyeron, como el flujo y el reflujo de los mares, hasta que las mareas de la comprensión los trajeron de nuevo a la orilla que el corazón llamaba casa.

Historia de los indios americanos

 

flores y mar.jpg

Armonía

Un texto de Anthony de Mello que me encantó:

«A pesar de su tradicional proceder, el Maestro no sentía un excesivo respeto por las normas y las tradiciones.

En cierta ocasión surgió una disputa entre un discípulo y su hija, porque aquél insistía en que ésta se ajustara a las normas de su religión para elegir a su futuro marido.

El Maestro se puso inequívocamente del lado de la muchacha.

Cuando el discípulo le manifestó la sorpresa que le producía el que un santo actuara de aquella manera, el Maestro le dijo: Debes comprender que, al igual que la música, la vida está hecha de sentimiento y de instinto, más que de normas»

armonia

Un regalo precioso

Una niña en África le dio a su maestra un regalo de cumpleaños. Se trataba de una hermosa concha blanca y rosa de un molusco.

– ¿Dónde la encontraste?, le preguntó la maestra.

La niña le dijo que esas conchas se encontraban solamente en cierta playa lejana.

La maestra se conmovió profundamente porque sabía que la niña había caminado muchos kilómetros para buscar su regalo.

– No debiste haber ido tan lejos sólo para buscarme un regalo.

La sabia niña sonrió y le contestó:

– Maestra, la larga caminata es también parte del regalo.

8966029-decoracion-de-vida-de-conchas-de-mar-con-piedras-rosas

Cuando hay emoción las palabras sobran.

EL REENCUENTRO – Cuando la vida te trae de vuelta una persona que fué importante en tu vida, solo el corazón habla.

Esta es una historia real, Marina Abramovic y Ulay son una pareja de artistas que se conocieron en el año 1976 en Asterdam.

Juntos se potenciaron creativamente dedicándose en cuerpo y alma a hacer performances poniendo el foco en la conceptualización de lo humano. En un momento de su relación deciden separarse de común acuerdo para ello realizan la obra «Los Amantes», donde empezaban a caminar por separado los dos extremos de la Gran Muralla China para luego encontrarse, abrazarse y despedirse para siempre.

Tras 23 años separados Marina realiza una performance en el Moma de Nueva York «El artista está presente» que básicamente consistia en mirar durante un minuto y en silencio a todos lo que se sentaban frente a ella.

El video recoge el momento en que Ulay se sienta ante ella , tras 23 años sin saber nada el uno del otro y comienza a mirarla. 

Precioso y muy emotivo. Os animo a compartirlo.

El olor de las emociones

Recuerdo a menudo a mi madre en la cocina preparando arroz con leche y como se inundaba toda la casa con el aroma de la canela, este es uno de mis recuerdos favoritos que viene a mi mente siempre que huelo a canela.

¿Cuantas veces un olor concreto nos ha traído a la memoria un recuerdo? Esto ocurre porque los olores no solo actúan sobre nuestras sensaciones conscientes sino también a nivel inconsciente.

Generalmente se tratará de recuerdos felices, no solo por el olor que conllevan sino también por el disfrute que suponen de momentos concretos de nuestra vida en los que, a parte de disfrutar los alimentos que se cocinaban, compartiamos con las personas queridas el plato cocinado.

En mi caso concreto he descubierto, mucho tiempo después, que la canela estimula la producción de serotonina y esta provoca un sentimiento de felicidad que ayuda a «grabar» el recuerdo con un estimulo favorecedor.

¿Compartes con nosotros los olores culinarios que te producen estos recuerdos?

arroz con leche

Una investigación «celosa»

En el año 2001 García-Leiva, Gómez-Jacinto y Canto estaban interesados en conocer las diferencias de género en las situaciones desencadenantes de celos, así que se pusieron manos a la obra para realizar una rigurosa investigación al respecto.

408 hombres y 415 mujeres respondieron ante una hipotética infidelidad (sexual o emocional) de su pareja con un supuesto rival.celos

Se tuvieron en cuenta dos aspectos relacionados con las características del rival:

El primero, el estatus de la persona a nivel profesional y social donde una dominancia alta implicaría poseer unos rasgos de personalidad socialmente deseables y un alto estatus sociocultural. Y una dominancia baja indicaría una personalidad no valorada por la sociedad, así como un bajo nivel sociocultural.

El segundo, el atractivo físico de la persona. Un atractivo alto reflejaba la capacidad para atraer a otras personas a través de la belleza en los rasgos físicos. Y un atractivo bajo suponía la ausencia del encanto físico de esa persona.

El resultado de la investigación puso de manifiesto:

– Que las mujeres sentían los celos con más intensidad.

 – La tendencia de los hombres a manifestar una preocupación menor por la infidelidad emocional, pero la percepción de amenaza a su autoestima ante la infidelidad sexual.

– Una mayor sensación de peligro para la continuidad de la relación por parte de las mujeres ante la infidelidad emocional.

Respecto al proceso de comparación social, se encontró que un rival no valorado en los aspectos mencionados anteriormente suscita un mayor sentimiento de inferioridad. La autoestima de hombres y mujeres corre mayor peligro ante rivales que no son sobresalientes en aquellos ámbitos que cada género considera como pilar de su identidad.

Cuando somos felices no nos damos cuenta.

COSAS QUE NUNCA TE DIJE – Dirigida por Isabel Coixet protagonizada por Lili Taylor y Andrew McCarthy, se estrenó en España en 1996.

cosas que nunca te dije

Las cosas que nunca decimos suelen ser las más importantes. Por eso, cuando alguien se va, lo primero en qué pensamos es en las palabras que deberíamos haberle dicho mientras tuvimos la oportunidad.

Cosas que a veces parecen estúpidas pero que para nosotros fueron esenciales y que parecen tan fáciles cuando las piensas y se atascan en la garganta cuando tratas de expresarlas.

«Es injusto, deberiamos vivir la felicidad intensamente y tendriamos que poderla guardar para que en los momentos en los que nos haga falta pudieramos coger un poco»

La felicidad es posible, la vida es posible.

LA DICTADURA DEL HAMBRE – Más que riqueza, necesitamos sentimientos.

Mi monstruo del enfado.

El monstruo del enfado dibujado por Mencía

Algunos os preguntareis ¿qué es mi monstruo del enfado? Mencía, de 7 años de edad, nos lo explica:

«Es la historia de un niño que estaba en su habitación muy enfadado porque sus amigos se habían reído de él. Estaba tan enfadado, tan enfadado que empezó a destrozar la habitación y en vez de decir palabrotas, tenia un monstruo del enfado dentro de su cuerpo que hablaba por él.

Cuando apareció su papá en la habitación, le preguntó al niño que le pasaba y él se lo contó, así que el monstruo desapareció y también el enfado».

La historia que nos ha contado Mencia trata de hacer entender a los niños de su edad que la dificultad de expresar sentimientos es como un monstruo que crece en el estomago y les hace encontrarse mal, mientras que si cuentan a alguien que les pasa el monstruo se va haciendo pequeño hasta que finalmente desaparece.

La expresión de nuestros sentimientos tiene que ver con nuestra salud emocional. En la medida que contamos lo que nos pasa somos capaces de buscar soluciones a los conflictos, por eso reconocer nuestras emociones es tan importante.  El conocimiento de sus propias emociones, que siente y como lo expresa, llevara al niño a conocer también las de los demás y esto favorecerá entre otros aspectos su empatía.

La toma de conciencia emocional es la primera de las competencias emocionales y la que hace posible las demás, por eso es tan importante trabajarla desde pequeños.

Hoy…

  • «Decir lo que sentimos. Sentir lo que decimos. Concordar las palabras con la vida». Séneca.
  • «Cuando cambiamos nosotros, cambia el mundo». Evtuixenko.
  • «Si cada día nos arreglamos el cabello, ¿por qué no hacemos lo mismo con el corazón?». Gandhi.
  • «Sólo cuando me relaciono desde la aceptación de mí mismo se vuelven reales mis relaciones con los demás». Carl Rogers.
  • «No se puede cruzar un mar simplemente mirando el agua». R. Tagore.
  • «Preocúpate por lo que otros piensen de ti y siempre serás su prisionero». Lao-Tsé.
  • «El mejor cosmético para la belleza es la felicidad.» Condesa De Blessington.
  • «Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad». Albert Einstein.
  • “La persona más influenciable con la que hablarás todo el día, eres tú. Así que ten cuidado con lo que te dices.” Zig Ziglar.
  • «Ser uno mismo en un mundo que está constantemente tratando de hacerte alguien diferente es el mayor logro». Ralph Waldo Emerson.

«La conciencia se disuelve en el contemplar». Hui Ming King