Pausa Navideña

Con motivo de las fiestas navideñas hacemos una pausa en las publicaciones del blog. ¡Felices Fiestas!

Navidad 2019

Anuncio publicitario

La naturaleza habla…

Una nueva forma de capacitar a las sociedades para cuidar de forma responsable y sostenible la naturaleza,​ para el bienestar de la humanidad.

Nuestro impacto de «acción».

La alternativa positiva a nuestra huella ecológica sería nuestro impacto de acción o la suma total de acciones llevadas a cabo en beneficio del planeta.

Abrazar por completo nuestra relación con el mundo natural es saber que, aunque algunas de nuestras acciones conllevan efectos negativos, tenemos un potencial inagotable para compensarlos y crear efectos positivos. Cualquier cosa que hagas.

Entre ellas:

  • Desarrollar la empatía con todas las formas de vida que me rodean.
  • Incorporar la sostenibilidad como práctica en comunidad.
  • Hacer visible lo invisible.
  • Anticipar consecuencias inesperadas.
  • Entender cómo la naturaleza sustenta la vida.

Como dijo Wendell Berry:

«Conseguirlo no es la cuestión, lo que realmente importa es que intentaste hacer lo correcto. Ya sea grande o pequeño, el hecho de llevarlo a cabo es lo más importante.

sembrar

 

¿Consumes responsablemente?

¿Necesito lo que voy a comprar? Si nos hiciéramos esta pregunta a menudo probablemente habría cosas que no adquiriríamos ya que no son primordiales para nuestra existencia.

El consumo responsable trata de concienciarnos para consumir menos, eligiendo sólo lo necesario y prestando atención a cómo nos influye la publicidad en la creación de nuevas necesidades superfluas.

Se «nos vende» como actividad cotidiana ir de compras, incluso a veces se sugiere en determinados contextos como una forma apropiada para desconectar, relajarte,… en otros se ofrece la imagen de que cuanto más poseas mas feliz serás. Ha llegado el momento de tomar el control y utilizar nuestro propio criterio, entre otras cosas para promover la construcción de un mundo más sostenible.

Algunas de estos interrogantes me serán útiles a la hora de ejercer un consumo responsable: ¿Quiero satisfacer un deseo o una necesidad? ¿Estoy eligiendo libremente o comprando compulsivamente? ¿Puedo pasar sin este producto? ¿Cómo me voy a deshacer de él una vez haya terminado de usarlo? ¿Cómo se elaboró el producto?

El cambio social parte de nosotros, de nuestros hábitos de consumo. A mayor responsabilidad mayor protección del medio ambiente, mayor solidaridad, mayor satisfacción. Os animo a practicarlo.