El espejo

Esta es la historia de un hombre poco agraciado físicamente que atravesó a pie el desierto.

En su travesía, el viajero vió algo que brillaba en la arena, se acercó y recogío entre sus manos una especie de pedazo de metal sucio. Lo limpió con sus dedos y resultó ser un trozo de espejo.

Lo miró entre sorprendido y extrañado, ya que nunca antes había visto un espejo, y aunque se vió reflejado en él, no se reconoció.

-¡Que horror! – exclamó- ¡Qué feo! ¡No me extraña que lo hayan tirado!

Y arrojó de nuevo el espejo al suelo, prosiguiendo su camino.

Rumi.

espejos-antiguos-de-mano-en-bronce

Reflexión:

Ten cuidado con cómo miras el mundo, porque el mundo será como lo mires.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s